El ministro de Exteriores de López Obrador resta importancia a las amenazas de Trump

El ministro de Exteriores de López Obrador resta importancia a las amenazas de Trump
18 de octubre de 2018 REUTERS / JORGE CABRERA

CIUDAD DE MÉXICO, 18 Oct. (Reuters/EP) -

El virtual ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrad, que tomará posesión del cargo una vez arranque el mandato del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el próximo 1 de diciembre, ha restado importancia a la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de cerrar la frontera para frenar el avance de la caravana de migrantes.

"La posición del presidente Trump es la que siempre ha tenido. No veo nada sorprendente", ha dicho Ebrad en una entrevista concedida a la emisora mexicana Radio Centro.

El futuro canciller ha enmarcado los comentarios del magnate neoyorquino en el proceso electoral de Estados Unidos, que "está muy cerca". El 6 de noviembre se celebrarán unos comicios legislativos en los que los republicanos se jugarán su actual hegemonía en las dos cámaras del Congreso.

Trump, que ya ha avisado a Honduras y Guatemala de que podría cortar la ayuda estadounidense, ha retomado este jueves el tono amenazador. "Debo pedir a México, en los términos más rotundos, que frene esta arremetida", ha reclamado en Twitter. De no hacerlo, "movilizaré al Ejército de Estados Unidos y cerraré la frontera sur", ha añadido.

Más de 1.300 personas partieron el pasado sábado de la ciudad hondureña de San Pedro Sula con el propósito de alcanzar Estados Unidos y denunciar por el camino los múltiples abusos a los que se exponen los migrantes de la región en su intento de conquistar del 'sueño americano'.

Ya han cruzado la frontera hacia Guatemala, donde la caravana ha sufrido un duro revés porque las autoridades han detenido a uno de sus líderes, el activista y ex diputado hondureño Bartolo Fuentes, por violar las normas migratorias. Pese a ello, la columna ha seguido creciendo y unas 2.000 personas marchan hacia Estados Unidos.

México, próxima parada, emitió el miércoles un comunicado en el que aclara que todos aquellos que tengan los documentos de viaje necesarios podrán "ingresar al país y moverse con plena libertad", aunque al mismo tiempo recalcó que los que entren de manera "irregular" se enfrentan a la deportación.

López Obrador, líder izquierdista que ganó las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio, ha prometido que su Gobierno ofrecerá visados de trabajo a los inmigrantes centroamericanos para frenar las llegadas ilegales. Hay que dar "alternativas", ha defendido.