7 de agosto de 2009

Misión cancilleres OEA viajará el martes a Honduras

WASHINGTON (Reuters/EP) - La OEA enviará el martes a Honduras a una misión diplomática integrada, entre otros, por los cancilleres de Argentina, Jorge Taiana, y de México, Patricia Espinosa, en un nuevo intento por destrabar la crisis derivada del derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

La misión estará conformada también por los ministros de Relaciones Exteriores de Canadá, Peter Kent; de Costa Rica, Bruno Stagno; de Jamaica, Kenneth Baugh y de República Dominicana, Carlos Morales, dijo la Organización de Estados Americanos (OEA) en un comunicado.

Con ellos viajará el secretario general del organismo, José Miguel Insulza, en una misión para la que no se avizoran posibilidades de éxito luego de que el jueves el Gobierno de facto presidido por Roberto Micheletti dijera que se mantendrá en su posición de no permitir el regreso de Zelaya.

El gobernante interino saludó al grupo designado pero reiteró que la comisión sólo tendrá carácter de observación de la realidad interna tras la salida de Zelaya.

"Bienvenidos sean todos los ciudadanos que vengan a darse cuenta de qué realmente está pasando en Honduras o pasó del 28 para acá", dijo a periodistas.

El gobernante no tuvo la misma recepción hacia Insulza, quien ha condenado la salida de Zelaya.

"A este país no se le debe obstaculizar la venida a nadie y si don Insulza viene aquí a gastar dinero como turista es bienvenido", acotó.

Micheletti ratificó que su Gobierno seguirá resistiendo la presión internacional e interna hasta entregar el poder al nuevo presidente que resulte electo en los comicios de noviembre.

Zelaya fue expulsado del país el 28 de junio a punta de fusil por militares, tras días de tensión política a raíz de su insistencia en realizar una consulta popular que abriría el paso a la reelección presidencial.

Esto fue visto por sus detractores como un intento de perpetuarse en el poder, influenciado por su aliado el presidente venezolano Hugo Chávez.

La misión de la OEA -que suspendió a Honduras de la organización por quebrantar el orden democrático- intentará reflotar el acuerdo de San José, una propuesta del presidente costarricense, Oscar Arias, que incluye la restitución de Zelaya al frente de un gobierno de unidad.

El Gobierno de facto encabezado no ha rechazado totalmente la última versión del plan de Arias, pero se niega siquiera a considerar el regreso de Zelaya, a quien acusa de violaciones a la Constitución y otros cargos.