Mogherini pide explorar si la UE puede ayudar "a la región a encontrar una solución" a la crisis venezolana

Mogherini pide explorar si la UE puede ayudar "a la región a encontrar una solución" a la crisis venezolana
15 de octubre de 2018 REUTERS / POOL NEW - ARCHIVO

BRUSELAS, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha defendido este lunes explorar si la Unión puede contribuir a crear las condiciones necesarias para lanzar "algún tipo de proceso político" entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición en Venezuela y "ayudar a la región a encontrar una solución a una de las peores crisis políticas" como la venezolana.

"Estamos extremadamente preocupados por la situación en el país", ha admitido la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, a la prensa a su llegada a la reunión de los ministros de Exteriores de la UE que, a petición de España y otros países, discutirán durante el almuerzo vías para que la Unión facilite un diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolanos.

Mogherini ha explicado que los Veintiocho mantendrán "una discusión sobre Venezuela para comprobar si podemos, como Unión Europea con la ayuda de Estados miembro, de otros en la región, ver si se pueden crear las condiciones para tener algún tipo de proceso político en marcha".

"Miraremos maneras para ver si hay una oportunidad en que la Unión Europea pueda ayudar a la región a encontrar una solución a una de las peores crisis políticas", ha agregado, tras asegurar que el bloque ya ha mantenido contactos "con todos los socios regionales" incluido recientemente con los presidentes chileno, Sebastián Piñera, y colombiano, Iván Duque Márquez. Mogherini ha dejado claro en todo caso que la posición de la Unión Europea "es extremadamente clara" sobre Venezuela.

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha defendido este lunes que la Unión Europea contribuya a facilitar el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición en Venezuela aunque ha negado que "nadie" en el bloque pida levantar las sanciones al régimen para facilitar este proceso.

"No se trata de una mediación sino de una facilitación del diálogo para ver si es posible encontrar una solución", ha defendido el ministro en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de los Veintiocho en Luxemburgo.

En todo caso, el ministro ha negado que la facilitación pase por eliminar las sanciones de la UE al régimen venezolano como gesto y ha mostrado "sorpresa" de que así lo hayan interpretado algunos medios de comunicación.

"Tampoco hemos hablado eso", ha asegurado. "¿Me pregunto de dónde sale? Nadie ha hablado de modificar las sanciones", ha incidido.
Muchos países del bloque piden no obstante "no rebajar el nivel de presión" al régimen venezolano por el retroceso democrático y en materia de Derechos Humanos --el bloque ha sancionado a 18 altos cargos venezolanos y ha impuesto un embargo de armas y de equipos que puedan ser utilizados para la represión interna--. Algunos países como Reino Unido incluso son partidarios de imponer "más sanciones" a Venezuela, una opción que de momento no está sobre la mesa, según varias fuentes diplomáticas.

La UE ha pedido en reiteradas ocasiones a Caracas que negocie une solución política con la oposición, conforme a la Constitución venezolana, que "respete los Derechos Humanos" y libere a los presos políticos.

La situación se ha agravado aún más en la última semana con la muerte del concejal opositor Fernando Albán, que cayó del décimo piso de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) mientras estaba detenido. La Unión, a través del servicio diplomático europeo, ya ha exigido una investigación independiente. España y Francia han convocado además a los embajadores venezolanos para exigir aclaraciones.

Los Veintiocho también discutirán el apoyo europeo para atajar la crisis humanitaria en Venezuela y ayudar a los países vecinos a los que han huido más de dos millones de venezolanos, aunque también en este ámbito hay dificultades porque, según un alto cargo de la UE, el Gobierno de Maduro no reconoce una crisis humanitaria en el país y no acepta ayuda europea que no pase por su Ejecutivo.

"No vamos a hacerlo para que el Gobierno controle la distribución, para fortalecer los instrumentos políticos del Gobierno, eso no lo vamos a hacer", ha dicho a Europa Press un diplomático europeo.