12 de noviembre de 2019

Moldavia.- UE dice que la caída del Gobierno moldavo envía "señales preocupantes" sobre el compromiso con las reformas

BRUSELAS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha avisado este martes de que la moción de censura que ha tumbado al Gobierno de la primera ministra moldava, Maia Sandu, por disputas en torno al proceso de selección del fiscal general "envía señales preocupantes" sobre el compromiso del país con las reformas comprometidas.

"La coalición (de gobierno) inició un número de iniciativas para cumplir los compromisos clave hechos desde junio, notablemente en los ámbitos de la lucha contra la corrupción, la independencia judicial y la investigación sobre el fraude bancario", ha recordado el servicio diplomático europeo en un comunicado.

La UE reanudó su ayuda financiera a Chisinau antes del verano pasado, tras permanecer dos años congelada por el deterioro democrático y la corrupción en el país, en reconocimiento al compromiso del nuevo Gobierno para atajar los problemas.

Tras la caída del Gobierno, el bloque ha dejado claro que las reformas siguen siendo necesarias pese a la caída del Gobierno y avisado a Chisinau de que su cooperación seguirá sujeta "al principio de condicionalidad y respeto por el Estado de Derecho y los estándares democráticos".

El servicio diplomático europeo ha insistido en que su cooperación seguirá centrada en promover "beneficios tangibles" para los moldavos y ha reiterado el "compromiso" de la Unión de seguir trabajando con el país en apoyo a las reformas que están en el centro del Acuerdo de Asociación y de libre comercio bilateral, especialmente respecto a la lucha contra la corrupción, la independencia judicial y la despolitización de las instituciones.

Sandu está en el poder desde el pasado 8 de junio, al frente de una coalición con los socialistas que promovieron una moción que salió adelante con el apoyo los demócratas. En la votación de este martes se han abstenido el partido conservador y rusófilo Sor y el bloque proeuropeo ACUM, al que pertenece la primera ministra.

Sandu ya había advertido previamente de que, en caso de que la moción de censura prosperara, ACUM no podría mantener su cooperación con los socialistas, apoyados por Moscú.

El nuevo Gobierno moldavo emergió de una insólita alianza entre el partido proeuropeo ACUM y el Partido de los Socialistas (PSRM), respaldados por Rusia para expulsar del poder al Partido Democrático de Moldavia, liderado por Vladimir Plahotniuc, un multimillonario al que Sandu acusa de corrupción rampante en el país.

LA DISPUTA

La iniciativa ha venido motivada por una disputa en torno al nombramiento del fiscal general, según informa la agencia rusa Sputnik. En base a una enmienda del Parlamento, los candidatos deben ser elegidos por una comisión especial del Ministerio de Justicia pero su titular, Olesea Stamate, anuló los resultados del concurso al poner en tela de juicio la parcialidad de la comisión y las propias candidaturas.

Sandu se hizo entonces cargo de la elección de los candidatos a fiscal general, provocando que los socialistas la acusaran de violar los acuerdos y de intentar provocar la disolución del Gobierno, resultado de un pacto entre el Partido de los Socialistas y ACUM el 8 de junio tras las elecciones de febrero.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional de Moldavia, alegando el incumplimiento del plazo límite para formar coalición, suspendió al presidente del país, Igor Dodon, por su negativa a convocar nuevas elecciones y encomendó la tarea a un "presidente interino", primer ministro en funciones y 'número dos' del Partido Demócrata, Pavel Filip, quien adelantó las legislativas para el 6 de septiembre.

Unos días después, Filip y todo su gabinete dimitieron y el 15 de junio el Tribunal Constitucional revocó la decisión sobre la celebración de elecciones anticipadas y reconoció al Gobierno de Sandu.

Es la cuarta vez en la historia de Moldavia que el Parlamento cesa al Gobierno con una moción de censura. Los partidos tienen ahora 90 días para intentar formar un nuevo gobierno o de lo contrario se convocarán nuevas elecciones.