12 de marzo de 2012

Morales acusa a EEUU de "antidemocrátido"

LA PAZ, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente boliviano, Evo Morales, ha considerado este domingo que es "inadmisible" que Estados Unidos no acepte que Cuba acuda a la cumbre de la Organización de Estados Americanos (OEA) y ha considerado que esto se debe a su postura "antidemocrática" de no reconocer los movimientos anticapitalistas que están proliferando en América Latina.

   "El anticapitalismo y el antiimperialismo crecen en Latinoamérica y no reconocer este hecho es antidemocrático y hasta racista de parte del Gobierno de Estados Unidos", ha opinado Morales al término de una reunión con representantes del ALBA en la localidad de Coroico, a 100 kilómetros de La Paz.

   En "nombre del Gobierno y del pueblo boliviano", según informa la agencia oficial ABI, Morales ha defendido que "es inadmisible" que Estados Unidos no acepte la presencia de Cuba y ha calificado esa postura de "discriminatoria y antidemocrática".

   Para el presidente bolivano, Cuba fue excluida de la OEA y de la Cumbre de las Américas por su posición antiimperialista, anticapitalista y antineoliberal, y ha subrayado que se trata de un proceso de cambio que se está extendiendo en otros países de la región.

   "Este proceso de cambio no es solamente en Bolivia sino en Latinoamérica" donde hay países que tienen al frente a "comandantes, presidentes, gobiernos, partidos de los movimientos sociales" que "son identificados y se identifican por una lucha de la humanidad, convencidos de que el capitalismo no es ninguna solución", ha aseverado.

EL ALBA AÚN NO HA DECIDIDO SI ASISTIR

   "No es posible que un solo país se imponga a todos los países de América para que no vaya Cuba por tanto nuestra solidaridad con el pueblo cubano, con su Gobierno", ha insistido Morales, que ha asegurado que este debate continuará con los presidentes de los países que componen la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

   Según ha aclarado Morales, los países del ALBA --integrado principalmente por Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela-- "no tenemos aún una posición definida sobre asistencia o no asistencia". "Estamos en consulta permanente no solo como países del ALBA, sino también con otros países, otros presidentes y otros gobiernos en América", ha precisado.

   La semana pasada, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, cuyo país acogerá el próximo mes la Cumbre de las Américas, había viajado expresamente a La Habana para informar a su homólogo cubano, Raúl Castro, de que Cuba finalmente no sería invitada a la cita porque no había "consenso" respecto a su presencia debido a las reticencias de Estados Unidos.