18 de marzo de 2016

Morales y Correa coinciden en que la derecha está desestabilizando a los gobiernos progresistas

Morales y Correa coinciden en que la derecha está desestabilizando a los gobiernos progresistas
REUTERS

LA PAZ, 18 Mar. (Notimérica) -

El presidente boliviano, Evo Morales, ha denunciado que la derecha sudamericana y norteamericana busca más que nunca que un obrero no vuelva a ser presidente en la región, en referencia a la presunta campaña orquestada en contra de la actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva.

"Para castigar al partido de los trabajadores, para sacarlo, enjuiciarlo, a la compañera Dilma que quieren hacer, escarmentar, la derecha sudamericana y norteamericana, escarmentar, que dirigentes sindicales como obreros, como Lula nunca más sean presidentes de un país", indicó Morales según recoge la agencia estatal 'ABI'.

Morales denunció esta presunta campaña de la derecha de la región de la misma forma que mostró su respaldo y solidaridad tanto a Lula como a Rousseff, de quienes dijo que "no están solos" porque están los obreros, trabajadores y originarios "para defender" la democracia para el pueblo brasileño y no así para el "imperio".

El Presidente indígena manifestó que ahora ya no se utiliza el golpe de Estado, porque hay otros métodos de la democracia occidental que tienen la misma finalidad, "derrocar a los gobierno democráticos latinoamericanos" y es el caso de lo que quieren hacer con Rousseff en Brasil.

De la misma forma, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, argumentó que en la región se adelanta un nuevo 'Plan Cóndor' que apunta a desestabilizar a los gobiernos progresistas.

El mandatario ecuatoriano aseguró que "la derecha tiene sed de venganza, porque diez años que no ha podido como antes elevar el teléfono para ordenarle a un presidente hacer tal o cual cosa. Entonces, tiene sed de venganza, no solo que viene a derrumbar lo logrado sino a tratar de perseguir, masacrar a los que osaron desafiar su poder", según recoge la agencia estatal 'Andes'.

Correa insistió en que no es una casualidad lo que está sucediendo actualmente con el expresidente brasileño. "Usted cree que todo eso es casualidad, este es el nuevo Plan Cóndor. Ya no se necesitan dictaduras militares, se necesitan jueces sumisos, se necesita una prensa corrupta que, incluso se atreva a publicar conversaciones privadas, pero lo aplauden, en el odio , en su vorágine de insensatez, cierta derecha lo aplaude cuando mañana pueden ser también ellos los espiados".

Correa auguró que Lula "vencerá" y que los pueblos latinoamericanos no permitirán un retroceso.