26 de septiembre de 2015

Morales ratifica el deseo de dialogar con Chile para negociar la demanda marítima

NUEVA YORK, 26 Sep. (Notimérica) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha ratificado este sábado en Nueva York su intención de buscar el diálogo con su homóloga chilena, Michelle Bachelet, para abordar la demanda marítima, con el objetivo de lograr una victoria colectiva.

"Yo me pongo también al lado del pueblo chileno, del Estado, acordemos juntos, todos ganemos. No queremos un perdedor ni un ganador, por eso es nuestro deseo de ir al diálogo", señaló Morales en Nueva York, donde asiste a la septuagésima sesión de la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas.

El presidente boliviano ha señalado que ha llegado la hora de comenzar un proceso de diálogo con Chile, donde prime la "diplomacia de los pueblos" en beneficio de ambos países, según ha recogido la Agencia de noticias boliviana ABI.

"Nosotros venimos de la cultura del diálogo, esa es la diplomacia de los pueblos, especialmente de los pueblos indígenas, ese es nuestro gran deseo, (pero) también dependerá de la voluntad política de la presidenta Bachelet", dijo.

Asimismo, Morales subrayó que Bolivia solamente pide que "Chile cumpla sus compromisos, incluso con una resolución firmada por un canciller chileno respecto al mar. "Estamos pidiendo eso, no modificar el tratado".

Sin embargo, el mandatario boliviano criticó al canciller chileno, Heraldo Muñoz y a la delegación de Chile que defendió al país ante La Haya, tras el fallo del pasado jueves. "No crea que tenga autoridad de soberanía, ustedes saben como periodistas cómo está privatizado (...) Menos para hablar de soberanía, como el canciller de Chile, Qué soberanía va a hablar, si todo está privatizado, hasta el mar está privatizado", indicó Morales.

En la misma línea, el Presidente sostuvo que Chile ya utilizó "toda su artillería" para tratar de vincular el pedido boliviano con el Tratado de 1904, y es por eso que la CIJ rechazó su pretensión.

La decisión de la corte de continuar con el juicio ha sido calificada como un triunfo histórico en Bolivia, mientras que en Chile estiman que La Haya acotó el caso al enfocarse en si el país tiene o no la obligación de negociar una salida al mar.

El presidente boliviano ya dijo con anterioridad que intentaría buscar personalmente un diálogo con la mandataria chilena, Michelle Bachelet, para una negociación. Sin embargo, el canciller Heraldo Muñoz descartó tajantemente esa posibilidad.

"Por qué vamos a negociar bilateralmente, ellos escogieron ir a La Haya, ahora quedaron con un caso recortado, pues vamos a hacer nuestros argumentos de que nunca hubo obligación de negociar, que lo que hubo fueron conversaciones diplomáticas a instancias de Bolivia", ha dicho Muñoz desde Estados Unidos.

Pese a que Morales y Bachelet participaron el viernes en una reunión de Naciones Unidas en Nueva York, los mandatarios no tuvieron un encuentro bilateral.

Junto con la entrega de la contramemoria, Bolivia y Chile deberán acordar si presentan una réplica y una dúplica para así concluir con la fase oral del juicio, que incluye antecedentes, argumentos y pruebas.

En esta fase, Bolivia deberá exhibir pruebas que demuestren las conversaciones en las que Chile se habría comprometido a entregar una salida al mar.

Una vez finalizada la etapa oral, la corte deberá decidir si acoge o no la demanda de Bolivia en un juicio que podría extenderse durante, al menos, dos años.

Para leer más