10 de junio de 2010

Moratinos califica la reunión con Cuba de "constructiva"

Moratinos califica la reunión con Cuba de "constructiva"
EP

MADRID, 10 Jun. (REUTERS/EP) -

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha calificado este jueves de "constructiva" la reunión que la UE y Cuba celebraron esta mañana en Madrid, aunque admitió que persisten "algunas diferencias" entre las dos partes.

"Hemos cubierto la agenda de forma satisfactoria y vamos a seguir trabajando en el futuro para reforzar las relaciones entre la UE y Cuba", dijo el ministro español, que ha acudido a la capital francesa en nombre de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

Cuba ha estado representada en este encuentro, celebrado en la Embajada española en París, por el canciller, Bruno Rodríguez, que tras la reunión ha declarado que la Posición Común de la UE hacia Cuba supone "un obstáculo insalvable para la completa normalización de relaciones entre la UE y Cuba".

El canciller cubano ha "encomiado el esfuerzo de la presidencia española", con el que coincide, con respecto a que la Posición Común debe cambiarse "porque no funciona". "Para Cuba resulta injerencista y obsoleta", añadió.

La reunión de este jueves constituye la cuarta de este tipo que se produce entre Cuba y la UE en el marco del diálogo político que reanudaron en octubre de 2008, tras la decisión de los líderes europeos de eliminar las sanciones diplomáticas que pesaban sobre la isla desde 2003 y que estaban congeladas desde 2005.

Debía haberse celebrado el pasado 6 de abril en Madrid, pero fue aplazado sin fecha tras el ambiente de tensión que se creó después de la muerte del preso de conciencia Orlando Zapata y el inicio de la huelga de hambre, que aún mantiene, el opositor Guillermo Fariñas.

El encuentro de esta mañana, reconocen fuentes diplomáticas españolas, se cerró a última hora, después de que Rodríguez informara de la posibilidad de llevarlo a cabo en París, donde iba a hacer escala procedente de Timor Oriental. Moratinos, que hoy debía acompañar al presidente del Gobierno en su visita al Vaticano, accedió a entrevistarse con Rodríguez a las 7.00 horas, antes de volar a Roma.

La reunión ha tenido lugar tan sólo unos días antes de que la UE aborde la revisión anual de la Posición Común que desde 1996, impulsada por José María Aznar, rige las relaciones con La Habana y las condiciona a que se produzcan avances democráticos y en el respeto a los Derechos Humanos.

Aunque España defiende su sustitución por un acuerdo bilateral negociado con la isla, lo previsible es que los Veintisiete mantengan sin cambios la Posición Común, ya que cualquier modificación debe hacerse por consenso.

Altos cargos del Ministerio español de Exteriores admiten en privado que este año no habrá cambio de la Posición Común ya que los Veintisiete no ven suficientes avances en la isla. República Checa y Suecia figuran entre los países con mayores reservas a la hora de suavizar la política hacia Cuba

Fuentes comunitarias reconocen también que el Ejecutivo comunitario no espera "ningún cambio dramático" en la política europea que hasta ahora determina las relaciones con La Habana.

CUBA NO HA HECHO LO QUE LA UE ESPERABA

Hoy incluso una portavoz del Ministerio francés de Exteriores ha afirmado que "no es posible" modificar la Posición Común porque La Habana no ha hecho los "gestos" que la UE esperaba.

"En el marco del diálogo UE-Cuba (las autoridades cubanas) no han hecho los gestos que esperábamos, en particular en materia de derechos humanos y de libertades fundamentales", afirmó. "En esas condiciones, no es posible dar un nuevo paso adelante", sostuvo tras recordar que en 2008 Cuba obtuvo de la UE la eliminación de las sanciones diplomáticas, la reanudación del diálogo político y el restablecimiento de la cooperación europea.

Los debates entre los 27 en torno a la revisión anual de la política hacia Cuba se han iniciado a nivel técnico y a finales de semana será tratado a nivel de embajadores, con el objetivo de que la decisión sobre la Posición Común llegue cerrada y pueda ser adoptada sin discusión por los ministros el lunes, explicaron fuentes diplomáticas.