25 de noviembre de 2019

Morrison, preocupado ante el presunto intento de China de infiltrar a uno de sus agentes en el Parlamento australiano

Morrison, preocupado ante el presunto intento de China de infiltrar a uno de sus agentes en el Parlamento australiano
Australia/China.- Morrison, preocupado ante el presunto intento de China de infi - STEVEN SAPHORE/AAP/DPA

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha expresado este lunes su preocupación ante la posibilidad de que China haya tratado de infiltrar a uno de sus agentes en el Parlamento, tal y como está investigando la Organización de Inteligencia y Seguridad de Australia (ASIO, por sus siglas en inglés).

Según el dirigente australiano, los indicios de una posible infiltración de agentes de Inteligencia por parte de Pekín son "profundamente perturbadores y problemáticos". Asimismo, ha confirmado que la ASIO ha abierto una investigación al respecto.

El hombre en el centro de este caso es Nick Zhao, director de un concesionario de coches de lujo que fue hallado muerto en un motel de la localidad de Melbourne el pasado mes de marzo tras haberse acercado supuestamente a miembros de la ASIO.

El diputado liberal y presidente de la Comisión de Inteligencia y Seguridad del Parlamento australiano, Andrew Hastie, ha indicado a la revista 'Nine' que había escuchado informaciones sobre Zhao meses antes.

"Había oído que era un residente de 32 años de Melbourne entrenado por el Gobierno chino para que se presentara como candidato del Partido Liberal al Parlamento", ha indicado Hastie, según informaciones de la cadena de televisión ABC.

La causa de la muerte de Zhao no ha sido determinada aún, por lo que Hastie ha pedido una investigación al respecto. "Esto no es simplemente dinero en una maleta, ya sabes, favores. Esto es un intento de infiltrarse en nuestro Parlamento utilizando a un ciudadano australiano y básicamente haciéndolo funcionar como agente para que ejerza influencia sobre nuestro sistema democrático", ha afirmado.

En un comunicado, el director general de seguridad de ASIO, Mike Burgess, ha sostenido que la agencia se está tomando el asunto "muy en serio". "Los australianos pueden estar seguros de que la ASIO estaba al tanto de cuestiones que han salido ahora a la luz y que estaba siendo investigadas", ha aclarado.

"La actividad de Inteligencia extranjera continúa siendo una amenaza real para nuestra nación y su seguridad", ha subrayado.