12 de julio de 2012

El Movimiento Progresista también impugnará las presidenciales en México

El Movimiento Progresista también impugnará las presidenciales en México
REUTERS

MÉXICO DF, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El recurso del Movimiento Progresista para impugnar las elecciones presidenciales celebradas el pasado 1 de julio en México contemplará también la violación de los principios constitucionales de equidad, imparcialidad y profesionalismo, según ha informado este miércoles el coordinador de su campaña electoral, Ricardo Monreal.

   Monreal ha explicado que el recurso que el Movimiento Progresista presentará este jueves ante el Instituto Federal Electoral (IFE) para impugnar los comicios también aludirá a la violación del artículo 41 de la Carta Magna, donde aparecen enunciados dichos principios.

   Monreal ha reiterado que, además, el recurso de impugnación se basará en las irregularidades cometidas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) --compra de votos, gastos electorales superiores a los permitidos por la ley y realización de propaganda durante la jornada electoral-- y por las autoridades.

   El coordinador ha criticado con dureza las irregularidades cometidas por las autoridades que, según ha denunciado, no actuaron a pesar de los llamamientos del Movimiento Progresista durante la campaña electoral. "Hubo graves omisiones por su parte", ha aseverado.

   Por otra parte, se ha referido a las declaraciones de Arturo Núñez Jiménez, miembro del equipo jurídico del candidato presidencial del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, que ha indicado que es casi "imposible" demostrar las irregularidades. "Hay un interés por enfrentarnos", ha dicho Monreal.

   Así, ha aseverado que existen formas de probar que hubo irregularidades, por ejemplo, "cómo las encuestas fueron utilizadas como un método de propaganda y de inducción del voto", ha dicho, en declaraciones recogidas por la prensa local.

   El último recuento del IFE otorga el triunfo al candidato del PRI,  Enrique Peña Nieto, con el 38,21 por ciento, sumando más de 19,2 millones de votos, mientras que López Obrador, de la coalición de izquierda Movimiento Progresista, obtuvo el 31,59 por ciento, unos 15,8 millones de sufragios.