Los movimientos sociales en Brasil, más cerca de ser tipificados como terroristas

Los movimientos sociales en Brasil, más cerca de ser tipificados como terroristas
14 de noviembre de 2018 REUTERS / ADRIANO MACHADO

BRASILIA, 14 Nov. (Notimérica) -

Una de las medidas que el futuro presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, propuso durante la campaña fue tipificar los movimientos sociales como terroristas. Ahora que ha llegado al poder puede ser una realidad antes, incluso, de que tome posesión el próximo 1 de enero.

La medida llega como consecuencia de las proclamas sociales por el derecho a la vivienda digna en el país representadas por el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y el Movimiento de los Trabajadores sin Techo (MTST). "Tenemos que tipificar como terrorismo esas invasiones", ha declarado el futuro presidente en más de una ocasión en referencia a las ocupaciones llevadas a cabo por el MST y el MTST.

Para poder tipificar como terroristas estos movimientos, Bolsonaro ha elegido la vía rápida: modificar la ley 13.260 de 2016. Esta norma antiterrorista fue firmada por la presidenta Dilma Rousseff aunque vetó algunos capítulos por considerarlos demasiado duros. Ahora, Bolsonaro intentará levantar esos vetos de la mano del senador Magno Malta, quien no ha conseguido ser reelegido en las últimas elecciones por lo que abandonará su cargo en pocas semanas aunque son muchos los que creen que será uno de los ministros de Bolsonaro.

En 2017 Malta definió a estos grupos sociales como "grupos de ciudadanos que recibieron un pedazo de tierra y que no fueron emancipados porque en todo esto hay una estrategia comunista para mantenerlos en la palma de la mano, es decir, para que sean voto seguro todo el tiempo".

LEY VIGENTE

Hasta ahora, la definición de terrorismo en la ley vigente se resume en la "práctica por uno o más individuos de actos previstos en este artículo, por razones de xenofobia, discriminación (...) cuando fueran cometidos con la finalidad de provocar terror social o generalizado". Malta pretende añadir las "razones políticas, ideológicas o sociales".

Uno de los vetos que ahora pretenden levantar es la cuestión referida al aumento de la pena en el caso de que el crimen de terrorismo -y la colaboración con este- sea llevado a cabo en internet o a través de cualquier red social.

Otra de las cuestiones que pretenden implementar es tipificar como acto terrorista los incendios o la destrucción de bienes públicos o privados y recluir a los condenados en prisiones de máxima seguridad.

Por el momento la ley estará paralizada durante dos semanas debido a que la oposición ha convocado una audiencia pública para tratar el tema.

Contador