27 de marzo de 2015

La MUD pide un diálogo entre Obama y Maduro en Panamá

La MUD pide un diálogo entre Obama y Maduro en Panamá
REUTERS

CARACAS, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El gobernador del estado de Lara, Henry Falcón, ha escrito una carta al presidente estadounidense, Barack Obama, para pedirle que durante la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará entre el 10 y el 11 de abril en Panamá, propicie un diálogo con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, para zanjar la crisis bilateral.

"Tanto usted como Maduro darían un paso favorable a consolidar un clima de entendimiento y comprensión mutuos si, aprovechando la próxima Cumbre de las Américas, abren una ventana al diálogo directo y franco para discutir sus diferencias y buscar soluciones prácticas que vayan en beneficio de los dos países", ha sugerido.

Falcón ha apelado a la "buena voluntad" y a "la condición de demócrata convencido" de Obama para que "tome un momento de su tiempo para escuchar el clamor de los venezolanos y del resto de América Latina, que hoy se pronuncian en favor de que sea dejada sin efecto la orden ejecutiva" con la que Estados Unidos sanciona a Venezuela.

El líder regional ha considerado que "Venezuela no puede ser considerada una amenaza para ninguna otra nación del planeta". "Somos un país pacífico, de hombres y mujeres que no quieren confrontación con ninguna nación, que apostamos por la paz y la solución de los conflictos por la vía del diálogo y la diplomacia", ha sostenido.

También ha afirmado que, aunque en Venezuela "hay serios problemas internos, que se van a solucionar entre los venezolanos en el marco de nuestra Constitución y del principio de autodeterminación de los pueblos", no constituye una amenaza para Estados Unidos.

"En mi caso tengo claras y profundas diferencias con el Gobierno de Maduro --de hecho, la organización que presido forma parte de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)-- pero por encima de esas diferencias, existe un interés nacional que es el que nos mueve a escribir esta carta con la intención de solicitar la derogación de ese decreto", ha pedido.

Falcón ha advertido de que "seguramente va a traer consecuencias negativas no sólo para el Gobierno sino para todos los venezolanos", al tiempo que ha reiterado el deseo de Caracas de "mantener excelentes y constructivas relaciones" con Washington.

"Un paso en la dirección de rectificar esa medida ejecutiva contribuiría sensiblemente a allanar el camino para que, sobre la base del diálogo franco y un procesamiento adecuado de las diferencias con el actual Gobierno de Venezuela, se pueda iniciar una nueva etapa en las relaciones tanto con nuestro país como con una América Latina que hoy en día vive un promisorio proceso de integración", ha añadido.

Como ejemplo de estos avances regionales ha recordado "la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, un paso que habla positivamente sobre la madurez política de sus gobiernos, y envía señales sumamente optimistas para el resto del mundo".

MADURO, DISPUESTO AL DIÁLOGO

Maduro, por su parte, ha dicho que está preparado para iniciar un diálogo con Estados Unidos, siempre y cuando se realice en un marco de "respeto" e "igualdad" entre su Gobierno y la Casa Blanca.

"Cuando tú quieras yo quiero, donde tú quieras yo quiero, como tú quieras, yo quiero. ¡Vamos, con respeto, diplomáticamente, como se debe!", ha dicho directamente a Obama, en una de sus cadenas nacionales.

Maduro ya ha avanzado que propiciará un encuentro con Obama durante la próxima Cumbre de las Américas para entregarle las firmas recabadas en Venezuela --aspira a diez millones-- contra las sanciones estadounidenses.

La crisis bilateral comenzó el pasado mes de diciembre, cuando Obama firmó una ley para sancionar a los funcionarios venezolanos implicados en las violaciones de los Derechos Humanos cometidas en las últimas revueltas opositoras.