Las negociaciones concluyen sin éxito pero Canadá confía en que es posible pactar un nuevo NAFTA con EEUU

Las negociaciones concluyen sin éxito pero Canadá confía en que es posible pactar un nuevo NAFTA con EEUU
31 de agosto de 2018 REUTERS / REBECCA COOK

WASHINGTON/TORONTO, 31 Ago. (Reuters/EP) -

Las negociaciones con las que Estados Unidos y Canadá esperaban cerrar este viernes el nuevo acuerdo de libre comercio para Norteamérica (NAFTA o TLCAN) han concluido sin éxito, aunque el Gobierno de Justin Trudeau confía en que aún es posible sumar a Ottawa al pacto bilateral alcanzado días antes por Washington y México.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, ha anunciado que la ronda de contactos de este viernes, día que las partes se habían fijado como fecha límite para ampliar dicho pacto bilateral a Canadá, ha culminado sin acuerdo.

Lighthizer ha indicado que las conversaciones con Canadá se reanudarán el miércoles para perseguir este objetivo. Entretanto, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha notificado al Congreso su intención de formalizar lo firmado con México.

El 31 de agosto era el día límite porque los tres gobiernos habían calculado que más allá de esta fecha será muy difícil cumplir los plazos de ratificación en cada país antes de que Enrique Peña Nieto abandone la Presidencia de México el próximo 1 de diciembre.

Además, ni Estados Unidos ni Canadá quieren dilatar el proceso porque el primero se enfrenta a unas elecciones parlamentarias el 6 de noviembre que serán clave para la Administración Trump y el segundo mira ya a los comicios generales del próximo año.

El diálogo de este viernes ha estado precedido por unas polémicas declaraciones de Trump. Según Bloomberg, dijo en 'off' que el acuerdo con México solo se ampliará a Canadá si se ajusta "totalmente" a los términos estadounidenses. Trump ha negado en Twitter que se pronunciara en este sentido: "Menos mal que Canadá sabe lo que pienso".

Por su parte, la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, ha sostenido que "esto aún no ha terminado". "Seguimos trabajando muy duro y hemos logrado avances (...) Sabemos que un acuerdo beneficioso para todos está cerca. Con buena voluntad y flexibilidad de todas las partes, sé que podemos lograrlo", ha dicho.

México también ha reaccionado a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores en el que aclara que, pese al pacto bilateral con Estados Unidos y el inicio de las gestiones administrativas en el Capitolio, lo que considera "un paso adelante", "seguirá impulsando un acuerdo del que Canadá sea parte".

A su llegada a la Casa Blanca, Trump obligó a México y Canadá a renegociar el NAFTA para corregir el déficit comercial con Estados Unidos. El magnate neoyorquino amenazó con abandonar el pacto regional si los otros dos firmantes no acudían a la mesa de negociaciones.