21 de septiembre de 2009

Netanyahu defenderá la ampliación de los asentamientos durante su encuentro con Abbas y Obama

JERUSALEN, 21 Sep. (Reuters/EP) -

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, defenderá la ampliación de los asentamientos judíos en Cisjordania cuando se reúna con el presidente estadounidense, Barack Obama, y el presidente palestino, Mahmud Abbas, mañana en Nueva York, según adelantó hoy su portavoz, Nir Hefetz.

"Nunca se ha oído al primer ministro que dijera que congelaría la construcción de asentamientos. Los contrario es cierto", señaló Hefetz en declaraciones a la radio del Ejército al ser preguntado sobre el encuentro de mañana.

"Hay algunos políticos (...) que ven suspender o ceder territorio nacional o perjudicar a los asentamientos en Judea y Samaria (Cisjordania) como un activo, algo que puede ayudar a Israel. El primer ministro Netanyahu no puede ser incluido entre ellos", añadió.

Según su portavoz, el primer ministro israelí "ve los asentamientos en Judea y Samaria como una empresa sionista y a los colonos en Judea y Samaria como sus --nuestros-- hermanos".

Unos 500.000 israelíes viven en Cisjordania y Jerusalén Este, capturados en la guerra de 1967, junto con tres millones de palestinos. La Corte Internacional de Justicia (CIJ) considera estos asentamientos ilegales y los palestinos denuncian que estos enclaves les impedirán tener un estado viable.

Fuentes oficiales israelíes indicaron que Netanyahu ofreció la semana pasada al enviado estadounidense para Oriente Próximo, George Mitchell, una congelación de nueve meses en la construcción en los asentamientos, pero Washington había pedido un año para persuadir a Abbas de que reanudara las conversaciones de paz, suspendidas en diciembre pasado.

En cuanto al encuentro de mañana, Hefetz dijo que "nosotros nunca expresamos nuestro deseo de que la reunión sólo fuera una visita de cortesía (...) el primer ministro ha dicho muchas veces que para avanzar en la paz está dispuesto a ir a cualquier parte en el mundo en cualquier momento, siempre y cuando no haya condiciones previas".

"Se ha convocado una reunión sin condiciones previas, lo que indudablemente busca avanzar hacia la paz. Este es el objetivo del presidente estadounidense y el primer ministro asistirá gustosamente", añadió el portavoz. "Hay en una cosa en la que el primer ministro no está dispuesto a comprometerse (...) la cuestión de la seguridad israelí", subrayó.