2 de enero de 2007

Nicaragua.- El Arzobispo de Managua celebra la primera liturgia de 2007 apelando al mensaje de Año Nuevo del Papa

MANAGUA, 2 Ene. (EP/AP) -

Con la lectura del mensaje que el Papa Benedicto XVI envió a los católicos del mundo el ocasión del Año Nuevo, el Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, llevó a cabo la primera liturgia de 2007 en una misa multitudinaria a la que asistieron las máximas autoridades eclesiásticas del país centroamericana.

Brenes, al compartir con los feligreses algunos párrafos del mensaje papal, señaló que los mismos "hay que tenerlos en cuenta en el 2007, porque nos dice el Santo Padre: 'Quiero hacer llegar a los gobernantes y los responsables de las naciones, así como todos los hombres y mujeres de buena voluntad mis deseos de paz".

El prelado apuntó que el Papa también se dirigía en su mensaje a todos los que afrontan pruebas de dolor y sufrimiento, a los que viven bajo la amenaza de la violencia y la fuerza de las armas, porque agraviados en su dignidad, esperan en su rescate humano y social.

De la misma forma, el mensaje va dirigido a los niños "a los que con su inocencia enriquecen de bondad y esperanza a la humanidad y con sus dolor nos impulsan a todos a trabajar por la justicia y la paz".

"Estoy convencido de que respetando a la persona humana se promueve la paz, en efecto estoy convencido que construyendo la paz se ponen las bases para un auténtico humanismo integral y así es como se prepara un futuro sereno para las nuevas y futuras generaciones", agregó.

A la primera misa de 2007 asistió el presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, que en nueve días entregará la banda presidencial al presidente electo, Daniel Ortega, en una ceremonia masiva donde estarán presentes 11 jefes de Estado y unas 200.000 personas.