30 de julio de 2007

Nicaragua.- La Cámara Española de Comercio en Nicaragua pide a Daniel Ortega que resuelva la crisis energética del país

MANAGUA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comercio Española en Nicaragua pidió al presidente de ese país, Daniel Ortega, que alcance acuerdos con la empresa distribuidora de electricidad Unión Fenosa para que se supere la crisis energética que vive la nación.

"En los últimos años Gobierno y Legislativo no lograron actuar coordinadamente para producir más y mejor energía. Su gobierno (Ortega) tiene ahora la responsabilidad de lograrlo", dice la entidad española en un comunicado publicado hoy en la prensa nicaragüense.

"Como usted (Ortega) lo ha dicho en numerosas ocasiones, Nicaragua tiene un serio problema de energía que debemos superar de manera definitiva y firme", dice la cámara española.

El gobierno y Fenosa buscarán este martes alcanzar un acuerdo después de dos semanas de negociaciones posterior a la firma de un memorando de entendimiento firmado en Madrid entre representantes del Ejecutivo de Nicaragua y ejecutivos de la empresa española.

El miércoles se espera la llegada del vicepresidente de la transnacional, Honorato López Islas, para firmar los posibles acuerdos. La reunión coincide con la visita este martes de la vicepresidenta del gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, que posiblemente ejercerá de testigo del nuevo documento.

"Le invitamos a tomar ventaja de la presencia en el país de las más altas autoridades de Unión Fenosa, empresa afiliada nuestra, para llegar a acuerdos que permitan superar esta situación de manera definitiva", indicó la Cámara en su comunicado.

Por su parte, el presidente nicaragüense continuó emitiendo críticas contra Unión Fenosa durante el pasado fin de semana y califico a la trasnacional de "insensible, ambiciosa e intransigente", porque según Ortega "no ha sido posible llegar a un acuerdo para una solución integral a la crisis energética".

En las conversaciones, que comenzaron el 16 de julio, los representantes del gobierno, Fenosa, las empresas generadoras y el ente regulador, discuten las tarifas, la inversión en las redes de distribución y la deuda con los generadores.

En breves declaraciones a los medios de comunicación, algunos negociadores indicaron que a pesar de haber logrado algunos avances, "aún existen profundos desacuerdos entre el gobierno, Fenosa y los generadores" sobre el desfase entre el coste de la energía y las tarifas a los consumidores. Otro de los puntos de desencuentro es sobre quién asumirá las pérdidas y la deuda acumulada por Fenosa al ver dificultada su labor de distribución.