25 de abril de 2012

Colombia asegura que acatará la decisión de la CIJ sobre la disputa con Nicaragua por San Andrés

BOGOTÁ, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, ha aseverado este martes que su Gobierno acatará la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la disputa con Nicaragua por el archipiélago de San Andrés.

"Nosotros aceptamos la jurisdicción de la CIJ y aceptamos su fallo, esperamos que Nicaragua haga lo mismo. Vamos a ver qué pasa", ha dicho la canciller colombiana, en declaraciones a Caracol Radio.

Además, Holguín ha expresado su optimismo ante la decisión de La Haya. "Obviamente, nosotros esperamos que todo siga como está. Nadie está preparado que digan: 'Este pedacito ya no es de ustedes'", ha apuntado.

A pesar de ello, la ministra ha advertido de que, ante las "posiciones salomónicas" que ha adoptado la CIJ en sus últimos fallos sobre disputas territoriales, "debemos tener la mente en que cualquier cosa puede pasar".

Colombia y Nicaragua comenzaron el lunes su exposición de alegatos ante CIJ por su disputa territorial en torno al archipiélago de San Andrés, uno de los puntos más importantes de peregrinaje de turistas en el mar Caribe.

Nicaragua reclama la soberanía de unos 52.000 kilómetros cuadrados de una zona del Caribe en la que se encuentra el archipiélago de San Andrés, que abarca los cayos de Alburquerque, Quitasueño, Roncador, Serrana, Bajo Nuevo y Serranilla, entre otros.

La soberanía de esos territorios fue concedida a Colombia mediante el llamado Tratado Bárcenas-Esguerra, firmado en 1928 y ratificado dos años más tarde. No obstante, Nicaragua argumenta que dicho acuerdo se suscribió cuando el país centroamericano estaba ocupado militarmente por Estados Unidos.

Por su parte, Colombia insiste en la legalidad del histórico acuerdo que le otorgó el control del archipiélago de San Andrés y recuerda que desde el año 1928 ha ejercido de forma continuada la soberanía de ese territorio.

Nicaragua presentó su primera denuncia a principios de la década de los setenta y diez años después declaró la nulidad del Tratado Bárcenas-Esguerra, sin el consentimiento de Colombia, pero no fue sino hasta el año 2001 cuando presentó el caso ante la CIJ.