29 de enero de 2014

Ortega expresa su deseo de hablar con Santos de las disputas territoriales

Ortega expresa su deseo de hablar con Santos de las disputas territoriales
REUTERS

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha expresado su deseo de reunirse con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, para abordar las disputas territoriales pendientes entre ambos países, aunque ha insistido en que las aspiraciones de Managua son legales.

   "Habrá que esperar a que conversemos Colombia y Nicaragua para llegar a un acuerdo (sobre la población del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina)", ha dicho, en el marco de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebra estos días en La Habana.

   Ortega ha asegurado que Nicaragua "garantizará sus derechos a la población raizal" de este archipiélago. "Los respetamos y lo compartimos porque su población está íntimamente vinculada con la población del Caribe", ha indicado, según Caracol Radio.

   A pesar de su voluntad de diálogo, ha aclarado que "la nueva demanda que ha planteado Nicaragua" sobre la plataforma continental "tiene que ver con algo que está establecido en el Derecho Internacional".

   En la misma línea, ha reiterado la validez del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre estos islotes. "Nuestra Asamblea Legislativa, ya aprobó el año pasado, en una primera votación, la nueva delimitación en el Mar Caribe, y en estos días se votará por segunda vez y quedará, por tanto en la Constitución", ha anunciado.

DISPUTA TERRITORIAL

   El 19 de noviembre de 2012, la CIJ reconoció la soberanía colombiana sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero, al mismo tiempo, amplió la extensión de las aguas territoriales de Nicaragua hasta las 200 millas náuticas en todos los puntos de la línea limítrofe.

   Santos ha considerado que la decisión del alto tribunal sobre las aguas nicaragüenses es un "error" y ha explicado que "no es aplicable" porque cualquier modificación del territorio colombiano debe producirse a través de un tratado internacional.

   También ha argumentado que el dictamen de La Haya no es aplicable porque "desconoce por completo los tratados internacionales suscritos por Colombia con Costa Rica, Panamá y Jamaica, que está obligado a cumplir".

   En cambio, Ortega ha considerado que la decisión judicial es una "victoria nacional" y ha rechazado celebrar un tratado con Colombia, insistiendo en que el fallo de la CIJ es de aplicación directa y obligatorio cumplimiento.

   Tras su triunfo en La Haya, Nicaragua acudió otra vez a la CIJ el pasado mes de septiembre para que declare "el rumbo exacto" de la frontera con Colombia en la plataforma continental que se extiende más allá de los límites fijados por su último fallo.

   Para frenar el "expansionismo nicaragüense", Santos emitió un decreto con el que reafirma la unidad de la plataforma continental y de la zona contigua del territorio continental e insular colombiano, lo que permitirá al país seguir ejerciendo sus derechos soberanos sobre una extensa área del mar Caribe Occidental.