30 de noviembre de 2011

Nicaragua/C.Rica.- Nicaragua envía una nota de protesta a Costa Rica por construir una carretera cerca del río San Juan

MANAGUA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Exteriores de Nicaragua ha enviado este martes una nota de protesta a Costa Rica por la construcción de una carretera cerca del río San Juan que estaría ocasionando un grave daño medioambiental, por lo que ha exigido a su vecino la suspensión de las obras.

En la nota, el canciller nicaragüense, Manuel Coronel Kautz, ha denunciado que la construcción de esta carretera ha provocado "la destrucción de la flora y fauna en una muy extensa zona de humedales compartidos", entre otros motivos, porque "los desechos de movilización de tierra han sido vertidos al San Juan".

Coronel Kautz también ha denunciado que la carretera, de 120 kilómetros, transcurre en paralelo al río y desemboca frente a la zona considerada "en disputa" entre ambos países por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en su resolución del pasado 8 de marzo.

Así, Nicaragua considera que la construcción de esta carretera viola, por un lado, la Convención Ramsar sobre Humedales, que en su artículo cinco señala que si un humedal ocupa el territorio de dos países, estos deben coordinar las políticas que afecten a su flora y fauna, y, por otro, la resolución de la CIJ, que obliga a ambas naciones a abstenerse de desarrollar actividad alguna en la zona disputada.

Además, Coronel Kautz recuerda que "todo proyecto de esta naturaleza debe contar con un estudio de impacto ambiental que, por la ubicación geográfica del mismo, debió ser comunicado en su momento al Gobierno de Nicaragua".

En consecuencia, el canciller ha demandado a su homólogo costarricense, Enrique Castillo Barrantes, "la inmediata suspensión de las obras de construcción de la carretera hasta que no pueda valorarse su impacto ambiental".

Ésta es la segunda disputa que estos países centroamericanos mantienen por el San Juan. En octubre de 2010 Costa Rica acusó a Nicaragua de provocar daños ambientales por las obras de drenaje del río, así como de una presunta incursión de militares nicaragüenses en su territorio.

A raíz de esta acusación, la CIJ impuso medidas cautelares a ambos países, entre ellas la prohibición de que ninguno de los dos despliegue personal militar o civil en la zona en disputa, a excepción de expertos medioambientales de Costa Rica.