4 de mayo de 2006

Nicaragua.- Se declara el estado de emergencia económica en el norte país por la deforestación indiscriminada

MANAGUA, 4 May. (EP/AP) -

El presidente nicaragüense Enrique Bolaños decretó ayer miércoles el Estado de Emergencia Económica en varias regiones del norte y la región caribeña del país para detener lo que llamó "un gigantesco e indiscriminado exterminio de los bosques".

"Están destruyendo el país y esa madera debió de pasar por las narices de alguien. He ordenado una investigación", dijo en comparecencia ante la prensa en la Casa Presidencial.

Agregó que la madera cortada la sacan de noche por el puerto pluvial de El Rama, 222 kilómetros al este de Managua, con destino a algún país del Caribe.

Bolaños dijo que emitió el decreto al tener información de que empresas madereras que serán investigadas han amontonado kilómetros de troncos de árboles recién cortados en las proximidades del río Kurinwas, en la región autonóma caribeña del sur del país.

El decreto presidencial, que tiene efecto durante seis meses, suspende todo corte, transporte y procesamiento de madera en toda la región que cubre casi la mitad del país, y permite a las autoridades arrestar a los involucrados en el desmonte.

Afecta a las dos regiones autónomas caribeñas del país, la provincia de Nueva Segovia al norte y la provincia de Río San Juan, al sur.

El presidente informó que se envió al ejército y la Policía "a reforzar la vigilancia en esas regiones porque estamos en la obligación de detener esto".