28 de febrero de 2007

Nicaragua.- El embajador español advierte de que el conflicto con Fenosa puede afectar a la cooperación, según Ortega

El mandatario se pondrá en contacto con Zapatero porque dice que el diplomático se ha tomado atribuciones que no le corresponden

MANAGUA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció que el embajador de España en Managua, Jaime Lacadena, amenazó a su Gobierno con que la cooperación española podría verse afectada debido al conflicto con la empresa Unión Fenosa.

Durante un encuentro con el secretario de Estado adjunto norteamericano para Asuntos Económicos, Energéticos y de Negocios, Donald Sullivan, Ortega insistió nuevamente en acusar a la eléctrica de incumplir el contrato, según informa el diario local 'La Prensa'.

"En las reuniones que se han llevado a cabo recientemente, el embajador de España, acompañando a la misión de Unión Fenosa, ha amenazado con que esto (el conflicto entre la empresa y el Gobierno) puede afectar a la cooperación española", aseguró.

Por ello, el presidente señaló que se pondrá en contacto con el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, "para ver si es cierto que esta es una política del Gobierno de España". "Ya en otras ocasiones el embajador de España se ha tomado atribuciones que no corresponden con las decisiones del Gobierno español", añadió Ortega, quien no precisó nada más al respecto.

Por su parte, el embajador de España en Nicaragua no negó ni confirmó anoche las acusaciones de Ortega. "No he escuchado ni he leído las declaraciones del presidente Ortega, por lo que no podría comentarle. Le agradezco su llamada", declaró el diplomático al ser consultado por 'La Prensa'.

Mientras tanto, el portavoz de Unión Fenosa en Nicaragua, Jorge Katín, remarcó que es a la Embajada de España a la que corresponde pronunciarse sobre este tema, aunque aseguró no tener conocimiento de las amenazas de las que habló el mandatario.

Sin embargo, Katín sí confirmó que el embajador Lacadena acompañó la semana pasada a una delegación de Unión Fenosa en una reunión con funcionarios del Gobierno.

La cooperación española en Nicaragua ascendería este año a más de 15 millones de dólares (11,3 millones de euros), según fuentes extraoficiales del Ejecutivo nicaragüense. Este año, el país estima recibir en cooperación, entre préstamos y donaciones, un total de 455 millones de dólares (casi 344 millones de euros), según un informe del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

ORTEGA: LA CAUSA ES LA PRIVATIZACIÓN

Por otro lado, Ortega expresó hoy que la crisis energética que afecta al país, que ha sufrido apagones en casi todo el territorio, sobre todo en la capital, es consecuencia de la privatización del sector eléctrico, tanto de la distribución como parte de la generación de la energía.

"Una crisis que ha afectado a todos los sectores del país, desde los que tienen mayores recursos hasta los menos favorecidos, y en consecuencia ha afectado profundamente las actividades productivas, debido a los racionamientos de energía que se han venido suscitando en los últimos meses", aseguró.

En este sentido, indicó que "cuando se empezaron a privatizar las plantas de energía en el mercado nicaragüense, los que buscaban la concesión, porque no fueron venidas sino concesionadas, lógicamente buscaban las plantas en mejor estado", y señaló que los interesados en adquirir las plantas de energía prefirieron las que funcionan con búnker y no con diesel. "Nadie quiso concesionar la Planta Managua, una planta energética que tiene más de 40 años", dijo.

Ortega aseguró que en el contrato de inversión con Unión Fenosa se contempla que ésta invertiría en el sector energético, pero insistió en que dicho acuerdo no se ha cumplido. No obstante, el acuerdo con esta empresa se refiere a la distribución, no a la generación.

El mandatario advirtió de que no permitirá más racionamientos prolongados de energía eléctrica en el país, porque esto afecta la inversión extranjera. "Esperamos que no se vuelvan a multiplicar los apagones, porque de lo contrario tenemos que tomar las medidas correspondientes dentro del marco de la ley, para garantizar el servicio de la energía y que puedan continuar las inversiones", concluyó.