8 de febrero de 2007

Nicaragua.- El Episcopado rechaza el aborto terapéutico horas antes de que la Asamblea Nacional analice el tema

MANAGUA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) ha pedido al nuevo Gobierno de Daniel Ortega que mantenga su compromiso electoral de mantener el aborto terapéutico como delito en el nuevo Código Penal, cuya discusión será retomada en las próximas horas en el pleno de la Asamblea Nacional.

"Llamamos al Gobierno a cumplir con el compromiso de mantener el respeto a la vida de los más vulnerables, pobres e indefensos, promesa hecha a los más de 290.000 nicaragüenses católicos y evangélicos que con sus firmas solicitaron la eliminación del disfraz legal del aborto terapéutico", indicó la CEN en un comunicado.

Así, los obispos nicaragüenses reiteraron su "total rechazo" al aborto terapéutico, argumentando que bajo esa figura se legalizó "la matanza de un sinnúmero de niños inocentes no nacidos", y rechazaron la intervención de la comunidad internacional que ha cuestionado su derogación.

"Nos oponemos a la intervención de poderosos países y organismos internacionales que en un claro menosprecio hacia nuestra soberanía, identidad cultural y valores intentan revertir la ley que eliminó el desastroso artículo presionando al gobierno con la amenaza del retiro de la ayuda financiera", señaló el Episcopado.

En el plano político, el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez considera que en el próximo pleno de la Asamblea Nacional deberá analizarse todo el cuerpo jurídico penal y no solamente una figura concreta como el aborto terapéutico, aunque aclara que el oficialismo todavía no tiene una posición oficial.

POSICION DEL OFICIALISMO.

"La derogación del aborto terapéutico fue consecuencia de una reforma al antiguo Código Penal, desfasado ante la nueva realidad y la modernidad, hay que aprobar un Código Penal acorde con la nueva realidad de los nicaragüenses, y dentro de los temas a debatir obviamente estará el aborto terapéutico", comentó Gutiérrez.

Lo cierto es que muchos legisladores se han mostrado flexibles ante la posibilidad de retirar el aborto terapéutico como delito del futuro Código Penal. Tal es el caso de los diputados María Dolores Alemán, Alejandro Bolaños y Eliseo Núñez, que son partidarios de analizar el tema.

"Yo creo en el aborto terapéutico. Creo que el derecho a la vida es importante, y en casos donde hay una situación bien clara en que puede morir la madre, creo que es una decisión de conciencia de las personas, y si ellas se deciden por el aborto terapéutico por salvar vidas, yo creo en eso", afirmó Bolaños.

Sin embargo, su compañero del partido Alianza Liberal Nicaragüense y ex candidato presidencial Eduardo Montealegre se ha declarado en reiteradas ocasiones "a favor de la vida" y contrario a que se restituya la figura del aborto terapéutico, según informa la prensa local, recogida por Europa Press.

Hasta finales de 2006 el aborto terapéutico estaba permitido en Nicaragua por una ley promulgada hace más de 100 años y que fue recientemente derogada por el Poder Legislativo, a pesar de las protestas de sectores del gremio médico y algunas organizaciones civiles y de mujeres.