12 de julio de 2007

Nicaragua.-Taiwán dona cerca de 22 millones de euros a Nicaragua para la adquisición de una planta generadora de energía

MANAGUA, 12 Jul. (EP/AP) -

Taiwán donó hoy a Nicaragua 30 millones de dólares (21,8 millones de euros) para la adquisición de una planta de generación eléctrica con el fin de enfrentar la crisis energética que vive el país.

El embajador taiwanés, Chin-mu Wu, dijo durante una ceremonia en el ministerio de Asuntos Exteriores en Managua que la donación "es una respuesta a la solicitud del gobierno" para que su país "contribuyera a mejorar la difícil crisis de energía que vive el país" y "con el ánimo de consolidar las relaciones de amistad y cooperación mutua entre ambas naciones".

"Este gesto es importante en estos momentos de emergencia energética que vive Nicaragua", afirmó el ministro Samuel Santos durante la ceremonia de suscripción del acta de donación.

El titular de Exteriores añadió que la donación fue gestionada directamente por el presidente Daniel Ortega durante una visita que realizó en mayo a Nicaragua el ministro taiwanés de Asuntos Exteriores, James Huang.

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, dijo a los periodistas que la planta producirá 30 megavatios a partir de febrero, al igual que otra planta nueva de 60 megavatios que vendrá de Venezuela para generar un total de 90 megavatios en la misma fecha.

Santos anunció que llegarán otros generadores de hasta 120 megavatios contratados con la Empresa Alstome, de Francia, que producirán juntos más de 210 megavatios para el primer trimestre de 2008, "con lo cual esta crisis energética irá cambiando paulatinamente".

"Las plantas francesas son de alta calidad y muy buen rendimiento. Es una operación costosa, pero necesaria", sostuvo.

Nicaragua enfrenta prolongados racionamientos de energía desde 2005 debido al colapso de plantas térmicas obsoletas que consumen en un 80 por ciento de combustibles.

El gobierno ha tomado medidas temporales para amortiguar el impacto económico, social y productivo, y espera solucionar la crisis a principios de 2008, para después iniciar proyectos de energía renovable de mediano y largo plazo.