12 de noviembre de 2009

Nicaragua/UE.- Un eurodiputado liberal denuncia su expulsión de Nicaragua tras criticar a Ortega

BRUSELAS, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El nuevo presidente de la Internacional liberal y eurodiputado del partido del Pueblo para la Libertad belga de centro derecha (VVD), Hans van Baalen, denunció este miércoles su expulsión de Nicaragua tras criticar en una rueda de prensa al presidente, Daniel Ortega.

Van Baalen supo de su expulsión poco después de abandonar Nicaragua rumbo a Costa Rica en el marco de una gira por varios países latinoamericanos y que también le llevará a visitar Honduras para tratar de mediar entre las partes en liza.

El presidente de la Internacional Liberal celebró, en una rueda de prensa en Managua, el acuerdo alcanzado entre los líderes de los partidos liberales en Nicaragua --Bancada Democratica Nicaraguense, Partido Liberal Constitucionalista y Alianza Liberal Nicaraguense-- para presentar un candidato único a las próximas elecciones presidenciales, previstas en 2011.

Asimismo, Van Baalen instó al mandatario nicaragüense a respetar la Constitución del país que prohíbe expresamente la reelección presidencial durante dos mandatos consecutivos.

"Ortega está intentando saltarse este artículo en la Constitución ilegalmente. La violación de los derechos civiles no simplemente otro asunto nacional que se puede ignorar", criticó, al tiempo que predijo que, en todo caso, Ortega saldrá derrotado en los próximos comicios al asegurar que los ciudadanos del país están hartos de la corrupción y las violaciones a los Derechos Humanos.

El eurodiputado belga, que fue amenazado tanto verbalmente como físicamente durante la rueda de prensa por seguridores del mandatario, instó a Ortega a no tener miedo de él. "Porque yo no tengo miedo de tí", apostilló.

Por su parte, el líder del grupo de la Alianza de Liberales y Demócratas en Europa, el ex primer ministro belga Guy Verhofstadt, consideró "totalmente inaceptable" la orden de expulsión dictada contra Van Baalen.

"Si Daniel Ortega no está dispuesto a tolerar la libertad de expresión y abrirse a las críticas, entiende muy poco lo que es la democracia y no se merece un nuevo mandato", apostilló en un comunicado.

La Corte Suprema de Nicaragua falló a favor de la reelección continua de los presidentes en el país --tras un recurso de amparo presentado por el propio Ortega-- al considerar que prohibir la posibilidad de reelección presidencial pero aceptar la reelección indefinida de los diputados es una "violación al derecho de la igualdad ante la ley".

El Consejo Supremo Electoral (CSE) del país consideró que la resolución de la Corte Suprema "ya quedó escrito en piedra" dado que tiene competencias para declarar "inaplicable" el artículo de la Carta Magna que prohíbe dicha reelección continua, explicó a la prensa el portavoz del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas.

Ortega, electo en noviembre de 2006, ya ha manifestado públicamente su interés en presentarse a otro mandato de cinco años en las próximas elecciones generales, previstas en 2011. Asimismo, ha descartado que haya marcha atrás en la decisión judicial que permite su reelección.

La oposición denuncia que el fallo de la Corte Suprema es ilegal y sólo persigue perpetuar a Ortega en el poder, después de que el gubernamental Frente Sandinista de Liberación Nacional no obtuviera el suficiente respaldo mayoritario en el Parlamento para modificar este artículo de la Carta Magna vía parlamentaria.