20 de febrero de 2020

Níger.- Casi tres millones de personas se enfrentarán a una o varias crisis humanitarias en Níger en 2020, según UNICEF

Níger.- Casi tres millones de personas se enfrentarán a una o varias crisis humanitarias en Níger en 2020, según UNICEF
Níger.- Casi tres millones de personas se enfrentarán a una o varias crisis huma - UNICEF NIGER/TREMEAU - ARCHIVO

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 2,9 millones de personas, 1,6 millones de ellas niños, necesitarán ayuda humanitaria en Níger en 2020 por los riesgos derivados de la inseguridad, la malnutrición, epidemias y brotes de enfermedades recurrentes, inundaciones cíclicas, sequías y desplazamientos, ha denunciado este miércoles UNICEF, al tiempo que ha pedido prestar "más atención" a la "difícil" situación de los niños y sus familias.

Níger continúa haciendo frente a emergencias simultáneas que están ampliando las capacidades de los socios humanitarios para responder adecuadamente. Sin embargo, la situación se ve exacerbada por la inestabilidad en la región, incluso en los países vecinos a Níger, lo que resulta en una afluencia de miles de refugiados, repatriados, desplazados internos y migrantes, que necesitan acceso a servicios sociales básicos y protección para la supervivencia.

"En un contexto de recursos y servicios sociales limitados, las comunidades que acogen a población desplazada están mostrando una resiliencia extraordinaria y compartiendo lo poco que tienen", ha indicado la representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia Félicité Tchibindat.

"A medida que se presta más atención al resurgimiento de la violencia armada en el Sahel central, es igualmente importante poner la misma atención de su impacto en los niños y en sus familias", ha señalado.

La inseguridad aumenta los desafíos crónicos ya significativos que los niños enfrentan en Níger, ha recordado UNICEF. Los ataques contra civiles en la región del lago Chad impidieron que 263.000 personas en Diffa regresaran a sus hogares.

La creciente inseguridad a lo largo de las fronteras con Burkina Faso y Malí han exacerbado las necesidades en las regiones de Tillabéri y Tahoua, resultando en casi 78.000 desplazados. El deterioro de la seguridad en la frontera con Nigeria también ha causado el desplazamiento de decenas de miles de personas que han buscado refugio en las aldeas fronterizas de la región de Maradi, en el centro de Níger.

"La inseguridad se está extendiendo a un ritmo acelerado en la región central del Sahel", ha lamentado Tchibindat. "Las mujeres y los niños son los más afectado por la violencia. En las comunidades de acogida, ya frágiles, la carga del desplazamiento forzado aumenta la vulnerabilidad de los niños y las comunidades y afecta significativamente a su salud, protección, nutrición y educación", ha agregado.

OBSTÁCULOS A LOS ACTORES HUMANITARIOS

Además, el fuerte aumento de la inseguridad, la violencia y las operaciones militares también ha obstaculizado el acceso de los actores humanitarios a las poblaciones afectadas por el conflicto.

"Llegar a los necesitados es cada vez más desafiante. UNICEF hace un llamamiento a todas las partes interesadas para que respeten los espacios humanitarios que permitan un acceso seguro y sostenible para brindar asistencia humanitaria a las poblaciones afectadas, incluidas mujeres y niños, donde quiera que estén", ha reclamado la representante del organismo.

De forma paralela, ha pedido "solidaridad" para ayudar al Gobierno de Níger y sus socios en este sentido. En concreto, UNICEF y sus socios necesitan 59,4 millones de dólares para entregar ayuda humanitaria vital a los niños en 2020.

"A medida que la situación empeora, la atención se ha orientado a las dimensiones de seguridad. Los recortes en la inversión en servicios sociales tienen un impacto directo en el acceso a los servicios básicos que incluyen educación, salud, nutrición y agua y saneamiento, que forman la base de la capacidad de recuperación de las personas", ha concluido Tchibindat.