5 de marzo de 2012

No hay división en el chavismo ni aspiración de suceder a Chávez

No hay división en el chavismo ni aspiración de suceder a Chávez
REUTERS

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

  El vicepresidente de Venezuela, Elías Jaua, ha descartado que exista una división dentro de los seguidores del mandatario, Hugo Chávez, y ha asegurado que "ninguno" de los dirigentes aspira a suceder al jefe de Estado, quien se recupera de una nueva intervención quirúrgica relacionada con el cáncer que le diagnosticaron el año pasado.

   "A Venezuela le ha ido bien con Chávez; por eso lo que queremos es seguir acompañándolo", ha declarado en un programa televisivo dirigido por el periodista y ex vicepresidente José Vicente Rangel (2002-2007).

   Jaua ha indicado que "en este momento no hay división civil, militar y mucho menos ninguna corriente personalista". Y ha agregado: "El chavismo está unido en torno al líder y en torno a un proyecto: el socialista y bolivariano".

   Tras el anuncio, el mes pasado, de la nueva intervención quirúrgica de Chávez por la aparición de una "lesión" en el mismo lugar donde en 2011 le removieron un tumor cancerígeno, en Venezuela han sugido versiones sobre posibles sustitutos del mandatario, quien en octubre aspira a su tercer mandato, así como sobre supuestos enfrentamientos entre sus seguidores.

   "Estamos fortalecidos y decididos a acompañar a Chávez y a cumplir el mandato del pueblo", ha dicho su vicepresidente este domingo, según reseña el diario local 'El Universal', en alusión a un presunto enfrentamiento que mantiene con el presidente de la Asamblea Nacional y primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello.

PANORAMA ELECTORAL

  Con respecto a las elecciones presidenciales del 7 de octubre, en las que Chávez se medirá ante el candidato unitario de la oposición, Henrique Capriles Radonski, Jaua ha afirmado que el jefe de Estado "no ha dejado de crecer en popularidad desde noviembre de 2010". Sin embargo, Jaua ha admitido que queda trabajo por hacer a través del partido y de los movimientos sociales, para que esa simpatía se traduzca en votos.

   Asimismo, el vicepresidente ha reiterado que los opositores mantienen su apuesta por una salida no electoral, debido a que nunca han manifestado su intención de respetar los resultados de los comicios. "A una fuerza que de verdad esté jugando a la democracia nada le costaría decir que va a reconocer los resultados del Consejo Nacional Electoral, pero eso pasa porque en el fondo hay una conciencia de que es muy difícil ganarle a Chávez y de ahí la apuesta a que haya otra salida que no sea la electoral", ha dicho. En abril de 2002, Chávez fue derrocado por un golpe de Estado que colocó en el poder por pocas horas al entonces presidente del gremio empresarial, Pedro Carmona Estanga.

   En ese sentido, Jaua ha descartado la posibilidad de un nuevo golpe de Estado, pues el Gobierno ha mejorado sus mecanismos de inteligencia y el pueblo chavista "es combativo y está en la calle". También ha destacado que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana "cada día está más comprometida con el liderazgo de un hombre que sabe garante de la independencia".

   Sobre un eventual cambio de fecha de las elecciones, una especie que ha surgido en los últimos días dada la enfermedad de Chávez, el Vicepresidente ha indicado que esa decisión no le corresponde al Ejecutivo Nacional ni al PSUV, sino al Poder Electoral. Ha afirmado que Chávez está dispuesto a participar en la fecha estipulada. "Con cáncer o sin cáncer vamos a la victoria del 7 de octubre", ha dicho.