14 de julio de 2009

Nominada corte EEUU defiende comentarios sobre raza

Por Andrew Quinn

WASHINGTON (Reuters/EP) - La nominada a la Corte Suprema de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, defendió el martes una de sus declaraciones más controvertidas ante una comisión del Senado, señalando que no quiso dar a entender que una mujer hispana toma mejores decisiones que un hombre blanco.

La nominación de Sotomayor, que es de origen hispano, se vio opacada por un discurso en el 2001 en el que dijo que una "latina sabia" podría tomar mejores decisiones legales que un hombre blanco, comentarios que los republicanos rechazaron porque aseguran que demuestra su parcialidad.

En su audiencia de confirmación ante la Comisión Judicial del Senado, encabezada por el demócrata Patrick Leahy, Sotomayor dijo que había sido malinterpretada.

"No creo que ningún grupo étnico, racial o de género tenga una ventaja a la hora de tomar decisiones correctas", dijo, añadiendo que todas las personas tienen la misma oportunidad de ser jueces buenos y sabios "más allá de sus antecedentes y experiencia de vida."

Sotomayor comenzó a contestar un duro interrogatorio en el segundo día de su audiencia de confirmación. La mayoría de los analistas cree que la jueza recibirá la aprobación del Senado.

Sotomayor dijo que la frase "latina sabia", que incluyó en un número de discursos a grupos de mujeres y de derechos legales hispanos, buscaba motivar a la gente joven para que se involucre en la justicia.

"Intenté inspirarlos para que crean que sus experiencias de vida pueden enriquecer el sistema legal, porque las distintas experiencias de vida y antecedentes siempre hacen eso", dijo.

La jueza también defendió su decisión a favor de una ciudad en un caso racial que implicaba a bomberos blancos y negros, diciendo que se había basado en precedentes legales.

"Estábamos siguiendo el precedente", dijo sobre su fallo junto a un panel de la corte de apelaciones estadounidense, que determinó que la ciudad de New Haven, en Connecticut, podía dejar de lado un examen de ascensos porque arrojaba muy pocos candidatos negros calificados.

El fallo fue revertido por la Corte Suprema estadounidense el mes pasado.

Sotomayor explicó a la Comisión Judicial del Senado que la decisión de la Corte Suprema aplicaba un nuevo estándar legal sobre "cómo abordar este tema en el futuro".

OPINIONES DIVIDIDAS

Los demócratas que controlan el Senado dicen que Sotomayor tiene tanto la experiencia legal como la experiencia de vida para desempeñarse en la corte de nueve miembros, que ha estado estrechamente dividida entre cuatro jueces liberales y cinco conservadores.

Aquel equilibrio se mantendría porque fue nominada para reemplazar al juez David Souter, que también es un liberal.

Los republicanos, sin embargo, la han calificado como una "jueza activista" que, según dicen, buscará usar sus tendencias liberales para inclinar los resultados de la ley.

El senador republicano Jeff Sessions, miembro del tribunal, presionó duramente a Sotomayor con una pregunta acerca de una posible parcialidad, pidiendo que responda si "la imparcialidad era una mera aspiración que podría no alcanzarse en todos o en la mayoría de los casos".

Sotomayor declaró que no permitiría que su vida personal se mezclara con sus fallos judiciales y que, pese a que la experiencia es importante, la ley siempre prevalece.

"Creo que mi antecedentes de 17 años demuestran plenamente que creo que los jueces deben aplicar la ley y no hacer la ley", aseveró Sotomayor.

"Las experiencias de vida influyen. No somos robots que escuchamos evidencia y carecemos de sentimientos", indicó.