7 de julio de 2009

Noriega pide a Corte Suprema EEUU que impida su extradición

MIAMI (Reuters/EP) - El ex dictador panameño Manuel Noriega pidió el martes a la Corte Suprema estadounidense que impida su extradición a Francia, donde fue condenado en ausencia por cargos de lavado de dinero.

Cortes estadounidenses ordenaron que Noriega fuera enviado a Francia una vez que cumpliera su sentencia por narcotráfico en una prisión local en septiembre del 2007, pero ha permanecido encarcelado en Florida a la espera de apelaciones pendientes.

Sus abogados argumentan que como prisionero de guerra, Noriega debe ser enviado de vuelta a Panamá. Anteriormente dos cortes rechazaron el argumento, por lo que la apelación fue presentada ante la Corte Suprema estadounidense.

"Aún creemos que es un prisionero de guerra y basados en eso, él debe ser repatriado", expresó Frank Rubino, abogado de Noriega.

Noriega, un ex informante de la CIA, fue capturado en Panamá en enero de 1990 después de que tropas estadounidenses invadieran el país. Fue declarado prisionero de guerra durante su juicio en Miami por cargos de narcotráfico.

Noriega fue condenado en 1992 por tráfico, chantaje y conspiración.

Sus abogados insisten en que una extradición a Francia, donde fue condenado por lavado de dinero proveniente de venta de cocaína a través de bancos franceses y su uso para la compra de lujosos departamentos, violaría sus derechos bajo la Convención de Ginebra sobre el trato a prisioneros de guerra.

Una corte de Atlanta rechazó el argumento en abril, determinando que los tratados de Ginebra no impiden su extradición a Francia.

"La interpretación (...) es de un completo rechazo a la Convención de Ginebra", dijeron los abogados de Noriega en la apelación presentada ante la Corte Suprema.

"Su interpretación ... amenaza el compromiso de nuestra nación a la ley humanitaria internacional", agregaron.

Francia ha ofrecido garantías de que se respetarán los derechos de Noriega como prisionero de guerra.