13 de octubre de 2020

Nueva Zelanda.- El museo de Berlín devuelve dos cabezas momificadas de maoríes a Nueva Zelanda

Nueva Zelanda.- El museo de Berlín devuelve dos cabezas momificadas de maoríes a Nueva Zelanda
Nueva Zelanda.- El museo de Berlín devuelve dos cabezas momificadas de maoríes a - 2020 GETTY IMAGES / KERRY MARSHALL - ARCHIVO

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El museo etnológico de Berlín ha devuelto este lunes dos cabezas maoríes momificadas a Nueva Zelanda como "una señal de reconciliación para las sociedades afectadas por el colonialismo".

Los Toi moko, como se conoce a este tipo de cabezas tatuadas de hombres maoríes, había llegado al museo alemán en 1879 y en 1905, una adquirida a un etnólogo aficionado y otra donada al museo, aunque se desconocen los nombres, su destino y la ruta por la que llegaron a Europa, según informa la cadena de televisión alemana Deutsche Welle.

Con una ceremonia que ha comenzado con un 'karanga' --un llamado tradicional de las mujeres maoríes que rinde homenaje a los antepasados-- las cabezas momificadas han sido trasladadas a la sala de ceremonias donde, sobre una mesa, se han cubierto con una tela negra. Durante el acto se han recitado 'karakia', oraciones o invocaciones tradicionales.

"Haremos todo lo posible por continuar por este camino para corregir los errores históricos", ha añadido el presidente de la Fundación del Patrimonio Cultural Prusiano (SPK), que dirige el museo de Berlín.

Esta repatriación es "una señal de reconciliación para las sociedades afectadas por el colonialismo", ha asegurado la comisionada federal de cultura y medios de comunicación, Monika Gruetters, en una declaración recogida por el citado medio.

Las cabezas tatuadas de hombres maoríes eran consideradas como una pieza de colección en la sociedad de la Europa del siglo XIX, por lo que, ante la alta demanda, los esclavos y los prisioneros de guerra eran tatuados y luego asesinados para poder vender sus cabezas.

Desde 2003, el museo de Berlín ha devuelto diversos restos maoríes a Nueva Zelanda, así como ha anunciado el regreso de restos aborígenes ancestrales a Australia.