14 de julio de 2009

Obama habla de avances sobre tema de enclaves israelíes

WASHINGTON (Reuters/EP) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indicó el lunes a líderes judío-estadounidenses que su país e Israel están haciendo avances para reducir sus diferencias sobre el tema de los asentamientos judíos.

Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, han tenido marcadas diferencias sobre los asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania.

Estados Unidos quiere que se detenga de manera completa la construcción de enclaves, una demanda que ha abierto la disputa más seria en las relaciones entre Washington y Tel Aviv en una década.

Israel ha planteado la posibilidad de que podría abstenerse temporalmente de comenzar la construcción de nuevos proyectos -mientras continua muchos ya iniciados- a cambio de pasos hacia un acuerdo de paz regional, incluyendo un avance en la normalización de las relación de los países árabes con Israel.

El enviado estadounidense George Mitchell y el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, han conducido una serie de charlas sobre el tema.

Obama, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel, y el asesor político David Axelrod se reunieron con 16 líderes judío-estadounidenses para discutir la situación en Oriente medio y otros asuntos.

"El (Obama) dijo que hay más avance de lo que parece en las negociaciones y habló de manera bastante positiva de los contactos entre Mitchell y Barak y entre ambos gobiernos", dijo un participante, Malcolm Hoenlein, vicepresidente ejecutivo de la Conferencia de Presidentes de Grandes Organizaciones Judío Estadounidenses.

Un importante obstáculo ha sido la insistencia de Israel de que se permita cierto "crecimiento natural" de los asentamientos existentes.

Hoenlein dijo que Obama indicó que "podría haber cierta apertura para un entendimiento entre ambas partes. No sé cual es ese entendimiento".

Jeremy Ben-Ami, director ejecutivo de J Street, un grupo de presión pro Israel en Washington, dijo que Obama enfatizó que una expansión de ese tipo de los enclaves no correspondía al interés de Estados Unidos o Israel.

"El presidente dijo que las brechas se están acortando e hizo referencia a un avance y a su esperanza de que un acuerdo sería alcanzado. El definitivamente hizo mención a eso", sostuvo Ben-Ami.

Señaló que miembros del grupo instaron a Obama a visitar Israel.