18 de mayo de 2015

Obama limitará el uso del material militar por parte de la Policía

Obama limitará el uso del material militar por parte de la Policía
REUTERS

WASHINGTON, 18 May. (Reuters/EP) -

   El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, planea poner en marcha nuevas restricciones sobre el uso de equipamiento militar por parte de la Policía, a raíz de los altercados en varias ciudades del país por las muertes de jóvenes negros a manos de agentes blancos, según ha informado la Casa Blanca este lunes.

   Obama prohibirá a los policías el uso de ciertos equipos como vehículos con ruedas de oruga, similares a los tanques del Ejército, según ha detallado el comunicado. Además, para otro tipo de materiales como vehículos blindados y escudos antidisturbios, los agentes tendrán que justificar su uso.

   El presidente revelará los detalles tras la visita de este lunes a Camden, Nueva Jersey, donde espera promover la confianza entre la población y el cuerpo de Policía. La reunión en Camden marcará la cuarta vez en las recientes semanas que el presidente asiste a un evento para debatir ideas que mejoren la vida de las comunidades negras más pobres.

   La muerte del joven desarmado Michael Brown en Ferguson (Misuri) desató fuertes enfrentamientos entre la Policía y hombres negros que se extendieron por otras ciudades del país. El mes pasado, las protestas violentas estallaron en Baltimore tras la muerte del joven afroamericano Freddie Gray, que sufrió una lesión medular cuando estaba siendo transportado en la parte trasera de un furgón policial.

   Los manifestantes en Ferguson sintieron que los métodos usados por la Policía para prevenir la violencia en las protestas fueron excesivos, y el Departamento de Justicia puso en marcha una revisión de la aplicación de la ley en el condado de San Luis.

   En un sondeo de opinión realizado por Reuters e Ipsos después de las manifestaciones en Baltimore, un 69 por ciento de los encuestados señalaron que Estados Unidos tiene un problema grave con la cuestión del racismo y cerca del 75 por ciento dijo que hay más racismo del que el país está dispuesto a admitir.

   Tras los disturbios de Baltimore, Obama ha empezado a incluir cada vez más en sus discursos la cuestión racial. "El asunto sobre la raza está cada vez más presente en este país. Hemos visto que desde Ferguson ha emergido dentro de las comunidades", ha afirmado Rashad Robinson, el director ejecutivo de colorofchange.org, una organización destinada a reforzar la voz política de la comunidad negra en Estados Unidos.
  
BALANCE SOBRE CUESTIÓN RACIAL

   Obama se ha mostrado en muchas ocasiones reticente a discutir sobre este tema. Tras el disparo al joven negro Trayvon Martin en 2012 por un vigilante voluntario blanco, el presidente estadounidense abordó la cuestión desde el punto personal diciendo que él podría haber sido Trayvon Martin y que si tuviera un hijo le gustaría que fuese como él.

   Cuando en 2009 la Policía arrestó en Cambridge, Massachusetts, a un profesor afroamericano de la Universidad de Harvard confundiéndole con un ladrón en su propia casa, Obama dijo que pensaba que los agentes actuaron "estúpidamente".

   En este sentido, encontró una reacción violenta de las fuerzas de seguridad que lo acusaron de emitir juicios de valor antes de conocer todos los detalles del caso. El presidente manifestó después que debería haber elegido las palabras más cuidadosamente e invitó al profesor y al agente de Policía a la Casa Blanca para tomar una cerveza.

   La vicepresidente del Centro para el Progreso de Estados Unidos, Michele Jawando, ha asegurado que Obama enfrenta un difícil equilibrio sobre la raza. "Durante mucho tiempo en este país hemos tenido dificultades para desarrollar una narrativa sobre la pobreza y el racismo, por lo que cuando hay incidentes de este tipo diferentes personas tienen también diferentes reacciones", ha sentenciado Jawando.