20 de diciembre de 2014

Las obras de Río 2016 avanzan a buen ritmo y sólo el velódromo tiene retrasos importantes

La limpieza de la Bahía de Guanabara quedará pendiente

Las obras de Río 2016 avanzan a buen ritmo y sólo el velódromo tiene retrasos importantes
RENATO SETTE CAMARA/EOM

   RÍO DE JANERIO, 20 Dic. (Notimérica) -

   Las obras para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 avanzan a buen ritmo y están "rigurosamente al día", según el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes, quien en una visita al futuro parque olímpico ha asegurado que velódromo es el único equipamiento que está atrasado.

   El velódromo empezó a construirse este mismo año, aún está en fase de cimentación y ya acumula un retraso de tres semanas, pero el alcalde le ha restado importancia porque es el estadio más pequeño que se construye en la zona -tiene capacidad para 5.000 personas--. "No es una tragedia, para los estándares brasileños es casi música para los oídos", ha bromeado.

   Otros equipamientos con el calendario ajustado son el estadio olímpico de natación y el centro internacional de prensa, aunque el alcalde ha confiado en que el ritmo de las obras de todo el parque olímpico se acelere a partir de ahora, porque la fase más compleja, la de las infraestructuras subterráneas, ya se ha hecho. Se han invertido 500 millones de reales en drenaje, alcantarillado y redes de telefonía y fibra óptica.

   Aún así, no hay mucho margen de error, puesto que la mayoría de estadios tienen como fecha de entrega el primer semestre de 2016 y las Olimpiadas arrancarán el 5 de agosto. Además, la mayoría de ellos deberían estar prácticamente listos a finales de 2015, pues en los primeros meses del año olímpico se realizarán pruebas deportivas para testar los equipamientos. El primer deporte en probar las infraestructuras olímpicas será el tenis, en diciembre del año que viene.

LA BAHÍA SEGUIRÁ CONTAMINADA

   En su rueda de prensa de balance del año el alcalde ha subrayado éxitos también en el ámbito de la movilidad urbana, con el inicio de las obras para llevar el tranvía al centro de Río o la regeneración de la zona portuaria, ahora conocida como 'Porto Maravilha'. Sin embargo, ha evitado profundizar en asuntos polémicos, como la calidad de las aguas de la Bahía de Guanabara.

   La bahía, muy contaminada, será el escenario de las pruebas de vela. Cuando Río de Janeiro fue escogida ciudad sede de los Juegos de 2016 las autoridades locales se comprometieron a limpiar el 80% de sus aguas, pero desde entonces apenas ha habido avances, más bien al contrario.

   La semana pasada científicos localizaron cerca de la zona donde se celebrará la competición una peligrosa "superbacteria" resistente a antibióticos y el británico Nick Dempsey, bicampeón mundial de vela, aseguró que eran las "peores" aguas en las que había navegado en su vida.

   "Mi parte, que era clausurar el vertedero de Gramacho, la hice cuatro años antes de las Olimpiadas", ha aseverado Paes, que ha añadido que quien debe responder sobre la descontaminación de la bahía es el Gobierno del Estado de Río de Janeiro -en manos de su mismo partido, el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB)--.

TE PUEDE INTERESAR...

Encuentran una bacteria próxima a la zona de los Juegos Olímpicos de 2016 en Brasil

Brasil se posiciona como destino de turismo LGBT