3 de agosto de 2012

Ocho comunidades indígenas avalan la construcción de la vía en el TIPNIS

Ocho comunidades indígenas avalan la construcción de la vía en el TIPNIS
REUTERS

LA PAZ, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia ha afirmado este jueves que las ocho comunidad indígenas consultadas hasta el momento en el Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se han mostrado a favor de la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

La consulta popular comenzó el lunes en el municipio de Oromomo, ubicado en el departamento de Beni (norte) y se prolongará hasta el próximo 25 de agosto, para que un total de 69 comunidades del TIPNIS se pronuncien a favor o en contra de la construcción de la carretera.

De la misma han quedado fuera siete comunidades, en concreto, las que participan en la novena marcha de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB), después de que 3l pasado 5 de julio, el Gobierno y los líderes de la mayoría de las comunidades del TIPNIS --que representan a los pueblos indígenas chimán, yuracaré y trinitarios-- alcanzaran un acuerdo para celebrar un referéndum.

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Vladimir Sánchez, ha asegurado que "ya se hizo la consulta a ocho comunidades" y que "las ocho comunidades no están de acuerdo con la intangibilidad y la rechazan porque nunca fueron consultadas". "Las ocho comunidades han aceptado la construcción de la carretera, excepto San Miguelito, que tiene una variante que dice que la carretera no debiera pasar por el núcleo del TIPNIS", ha dicho.

Así, ha dicho que las comunidades que han avalado la construcción de la carretera son Oromomo, San Juan de la Curva, Limo del Isiboro, Mercedes de Lojojota, San Miguelito, San Andita, Santa Anita y Asunta, según ha informado la agencia estatal de noticias boliviana, ABI.

El conflicto se desató el pasado 15 de agosto, cuando cientos de indígenas iniciaron una marcha hacia La Paz para protestar por la construcción del segundo tramo de la carretera que atraviesa el TIPNIS para conectar los departamentos de Beni (norte) y Cochabamba (centro).

A esta marcha inicial se han ido sumando otras muchas a lo largo de estos meses, que han desembocado en la Plaza Murillo, donde se ubican el Palacio de Gobierno y las sedes de varios ministerios e instituciones, dando lugar a enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

El conflicto del TIPNIS ha causado un gran desgaste al presidente, Evo Morales, que llegó al cargo en 2006 como líder indígena y sindical. La presión social le llevó a anunciar la suspensión temporal del proyecto hasta la celebración de un referéndum en Beni y otro en Cochabamba.