4 de junio de 2007

OEA.- Ban pide una alianza político-científica contra el cambio climático

CIUDAD DE PANAMÁ, 4 Jun. (EP/AP) -

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, abogó hoy por una alianza entre la ciencia y la política para enfrentar el cambio climático, problema que consideró una de las mayores amenazas que enfrenta la Humanidad y uno de los obstáculos que podrían perjudicar "gravemente" el logro de los 'objetivos del milenio'.

"En esta región es ya una amenaza inminente para muchos", afirmó Ban en un discurso durante la inauguración de la XXXVII Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El máximo dirigente de la ONU destacó que cree firmemente que en la actualidad todos los países reconocen que el cambio climático exige una respuesta global a largo plazo, acorde con los últimos hallazgos científicos y compatible con el desarrollo económico y social.

El asunto guarda mucha relación con el tema central de la asamblea general 'Energía para el desarrollo sostenible', señaló. "En este ámbito, la región se enfrenta a considerables desafíos que necesitan tratarse con dinamismo, innovación y honestidad. Creo que ya están en el buen camino", apuntó.

La región está apostando por fuentes de energía renovables y Brasil y Estados Unidos se han convertido en líderes mundiales en materia de biocombustibles. "Si se trata con cuidado tienen grandes posibilidades", opinó.

Asimismo, instó a intensificar los esfuerzos colectivos para que cuando la Convención sobre el Cambio Climático se reúna en Bali en diciembre exista la base de un acuerdo que permitirá avanzar en las negociaciones para constituir un régimen fuerte para después de 2012 que incluya todos los aspectos esenciales de este problema planetario.

Tales progresos, dijo, son cruciales si el mundo quiere avanzar en la prevención y la adaptación ante el cambio climático "y son igualmente vitales si queremos alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio fijado para el 2015".

"El calentamiento del planeta podría obstaculizar gravemente nuestra capacidad para alcanzar los objetivos del milenio e incluso dar marcha atrás en los logros del desarrollo humano", advirtió.

"Los asuntos que tiene ante si la región son complejos y por eso hay aún muchos más motivos para enfrentarlos en el plano regional.

Y si se dirigen con visión y valor sus deliberaciones pueden desembocar en un acuerdo sobre el uso óptimo de los recursos de la región con el fin de forjar una vida mejor para las generaciones futuras, como ocurrió hace un siglo", agregó.