22 de enero de 2006

OEA.- Insulza pide dejar de tratar a los latinoamericanos "como niños" que no pueden elegir a sus presidentes

El secretario de la OEA rechazó las declaraciones de Vargas Llosa, quien dijo que Morales y Chávez "están en el mismo saco"

SANTIAGO DE CHILE, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, consideró que es tiempo ya de dejar de tratar a los ciudadanos de América Latina "como si fueran niños chicos (niños)" que puedan elegir a algunos y no elegir a otros en los procesos electorales de sus propios países.

En declaraciones que publicó hoy el diario 'La Nación' y recogió Europa Press, el ex ministro chileno de Interior rechazó las declaraciones recientes del escritor peruano Mario Vargas Llosa, quien dijo que los presidentes Hugo Chávez (Venezuela) y Evo Morales (Bolivia) "están en el mismo saco".

En este sentido Insulza subrayó que "sería un error" tratar con desprecio al nuevo presidente de Bolivia, Evo Morales, ya que fue elegido por mayoría absoluta, "lo cual ya le merece el respeto de todo el mundo en cualquier democracia". Además, consideró al líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) "un líder que representa mucho a la gran mayoría de los ciudadanos de ese país".

Respecto a Chávez, el secretario de la OEA destacó que "ha demostrado ser una persona que tiene gran capacidad y fuerza política". Además, se quejó de que, cuando se eligen gobiernos de derecha, "nadie se cuestiona nada".

Reconoció que podrá haber discusiones sobre la forma de ser y gobernar de Chávez, ya que a algunos les gusta y a otros no, pero a su juicio eso no dejan de ser opiniones políticas, "no caricaturas".

SIN "MIRADAS CAUTELOSAS" A LATINOAMERICA

Además, negó que la OEA esté preocupada por el Gobierno de Venezuela. "Lo será para algunos gobiernos de la región, pero en el Consejo de la organización no lo han manifestado y yo tengo que referirme a lo que los estados plantean, pero no he escuchado nunca, de nadie, un comentario en contra del Gobierno del Presidente Chávez", precisó.

Por otra parte, Insulza negó que los cambios que se están produciendo en Latinoamérica sean peligrosos. "No creo que sea peligroso. Es un vecindario convulso hoy día por una realidad: es una región que está creciendo", afirmó.

Tras negar que, como secretario general de la OEA, tenga "una mirada cautelosa" hacia la región, aseveró que lo único que le puede inquietar es que no ocurran dos cosas: "un crecimiento sostenido y mucho mejor distribución de las riquezas".

Concretamente, señaló que el gran interrogante que cabe hacerse hoy es si América Latina va a ser capaz de mantener un ritmo de crecimiento en dirección al desarrollo y si ese desarrollo, a diferencia de otros períodos, va a llegar a casi 200 millones de pobres e indigentes.