23 de mayo de 2007

OEA.- La OEA crea un grupo de trabajo para establecer si debe pronunciarse sobre el caso de Posada Carriles

WASHINGTON, 23 May. (EP/AP) -

La Organización de los Estados Americanos (OEA) acordó hoy formar un "grupo informal de trabajo" para decidir si pronunciarse o no sobre la solicitud de Venezuela a Estados Unidos para la extradición de Luis Posada Carriles.

El grupo fue constituido en medio de exhortaciones de Panamá y Estados Unidos para que se diera un pronunciamiento expeditivo y se evitara que Venezuela volviera a plantear el tema en la Asamblea General de ministros de Asuntos Exteriores americanos que se realizará en Panamá la próxima semana.

Estados Unidos dijo que participará en el grupo en el entendido de que seguirá insistiendo en que el caso de Posada Carriles es un "asunto bilateral" de dos estados miembros y no requiere de pronunciamiento alguno de la organización interamericana.

"Debemos ir a la reunión de Panamá como buenos huéspedes y no activar un tema que pueda causar problemas al gobierno anfitrión", dijo el embajador interino Robert Manzanares.

La misma inquietud para no tocar el tema en la asamblea de ministros de Exteriores había sido previamente expuesta por el embajador panameño Arístides Royo, quien recordó que el debate ministerial se centrará en el "importante tema" de las fuentes de energía para el desarrollo regional.

El grupo de trabajo fue planteado por Guatemala tras finalizar dos horas de debates del Consejo Permanente de embajadores sobre un plan venezolano de buscar apoyo hemisférico a un proyecto de declaración para que se agilicen sus gestiones de extradición de Posada Carriles para juzgarlo por terrorismo.

"Para mi delegación no está del todo claro si debemos pronunciarnos o no", dijo el embajador guatemalteco, Francisco Villagrán, al plantear la formación del grupo. "La aprobación del proyecto (venezolano) no se ve que pudiera ser fácil en el marco del Consejo Permanente".

Venezuela pide la extradición de Luis Posada Carriles para juzgarlo por la destrucción con explosivos de un avión comercial cubano en pleno vuelo, que dejó 73 muertos en 1976.

"El caso Posada Carriles es emblemático en la lucha contra el terrorismo", dijo Jorge Valero, vicecanciller y embajador venezolano ante la OEA al defender su proyecto. "La lucha contra el terrorismo debe comprometer sin hipocresías ni dobleces a todos los países", añadió.

Varios países, entre ellos Ecuador, Nicaragua, Bolivia y algunos del Caribe que tuvieron connacionales entre los muertos en el atentado, apoyaron la declaración de Venezuela. Pero, otros --Canadá, Estados Unidos, Honduras y Panamá-- se oponen afirmando que era un caso bilateral aún no resuelto por las autoridades estadounidenses.

Toda resolución en la OEA se adopta por consenso de sus 34 estados miembros.

A comienzos de mayo, un juez federal estadounidense desestimó una acusación contra Posada Carriles hechas por Venezuela y Cuba de que el gobierno estadounidense manipuló el sistema legal para ponerlo en libertad. La extradición de Posada Carriles se ha convertido en una gestión clave del gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez.