15 de julio de 2009

OEA pide mantener presión por restitución de Zelaya

WASHINGTON (Reuters/EP) - El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, pidió el miércoles mantener la presión sobre el Gobierno interino de Honduras para lograr el retorno al poder del derrocado presidente Manuel Zelaya.

El país centroamericano está bajo el mando del presidente interino Roberto Micheletti desde el golpe de Estado del 28 de junio, cuando militares sacaron a Zelaya a punta de fusil y lo llevaron a Costa Rica, lo que desató la peor crisis política de Centroamérica en las últimas dos décadas.

"Tenemos que mantener la presión que estamos teniendo y permitir que el trabajo dé sus frutos", dijo Insulza durante una reunión de representantes de la OEA en Washington, refiriéndose a una mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, iniciada la semana pasada.

Convocados nuevamente por Arias -Premio Nobel de la Paz por su trabajo en la pacificación de Centroamérica en la década de 1990- representantes de las dos partes en conflicto se reunirán el fin de semana en San José, pero al encuentro no asistirían ninguno de los dos mandatarios.

El portavoz de la presidencia de Costa Rica Esteban Arrieta dijo que para la reunión no está confirmada la presencia de Zelaya ni de Micheletti.

El canciller costarricense, Bruno Stagno, dijo que las dos delegaciones están conformadas por personas de alto nivel que representan a los dos dirigentes políticos que se disputan el poder en Honduras.

"Son delegaciones que están operando con las instrucciones que les han dado quienes son sus mandantes", aseguró el diplomático.

La mediación de Arias, que cuenta con el apoyo de la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, recibió cuestionamientos del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, un aliado cercano a Zelaya.

El derrocado presidente advirtió que las conversaciones fracasarán si no logran su retorno al país, a lo que se niega Micheletti, apoyado por la Corte Suprema de Justicia y el Congreso.

La OEA rechaza el golpe de Estado en Honduras y suspendió al país por haber quebrado el orden democrático.

Además, organismos de crédito internacionales han suspendido vitales préstamos para el país, el tercero más pobre de América después de Haití y Nicaragua.

Arias y Estados Unidos pidieron el martes paciencia a Zelaya ante su presión para regresar al poder de inmediato y coincidieron en que se le debe dar un margen de espera al diálogo para conseguir resultados.

Los opositores a Zelaya lo acusan de intentar una reforma a la Constitución, como hicieron Venezuela, Ecuador y Bolivia, para abrir así el camino a la reelección presidencial.