7 de julio de 2009

OMS ve poca expansión casos gripe resistentes Tamiflu

Por Laura MacInnis y Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters/EP) - Los casos de virus H1N1 resistentes al Tamiflu parecen no expandirse de una manera sostenida o preocupante, dijo el martes un funcionario de alto rango de la Organización Mundial de la Salud.

"En este momento no estamos recomendando ningún cambio clínico en el tratamiento de pacientes", dijo el director general adjunto de la OMS, Keiji Fukuda, en respuesta a la aparición de virus H1N1 resistentes al fármaco en tres personas.

Los casos resistentes se presentaron en Dinamarca, Japón y Hong Kong.

"Por ahora estos ejemplos de resistencia al oseltamivir permanecen como casos esporádicos. No vemos ninguna evidencia de movimiento de expansión de virus resistentes a oseltamivir", señaló usando el nombre genérico para Tamiflu, un antiviral fabricado por Roche y Gilead Sciences.

Las tres personas cuyos virus no respondieron a Tamiflu se recuperaron completamente de su infección, dijo Fukuda. El experto de la OMS describió a los virus resistentes a la medicación como mutaciones y no como una combinación con otras cepas de influenza.

Hasta el momento, todos los virus que han demostrado resistencia a Tamiflu han sido sensibles al tratamiento con otro antiviral recomendado por la OMS, el medicamento inhalable Relenza, de GlaxoSmithKline, bajo licencia de Biota, según Fukuda.

Relenza es conocido genéricamente como zanamivir.

La OMS, la agencia sanitaria de Naciones Unidas, elevó su nivel de alerta de gripe al máximo el 11 de junio, al declarar que estaba en marcha la primera pandemia de influenza desde 1968.

Si bien la cepa H1N1 causa síntomas leves en la mayoría de las personas, casi 440 sujetos ya han muerto por la enfermedad y los expertos en salud están controlando al virus muy de cerca, por temor a que mute a una forma más grave y deje de ser tratable con los fármacos existentes.

INVIERNO MERIDIONAL

En el hemisferio sur, que acaba de ingresar en la termporada invernal, momento en que la gripe común aparece, hay un "panorama mixto", expresó Fukuda.

En Chile, alrededor del 99 por ciento de los virus de influenza reportados son la nueva cepa H1N1, mientras que en Australia se están detectando casos tanto del virus pandémico como del estacional H3N2, manifestó el funcionario de la OMS. En Sudáfrica, la gripe estacional sigue dominando.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, dijo que los pacientes con síntomas leves no necesitarían ningún medicamento para recuperarse y que las consultas a los hospitales no son necesarias, al menos que quienes están infectados de gripe tengan ciertas señales de peligro.

Esto incluye fiebre alta duradera en los adultos y problemas en el estado de alerta en los niños. Las mujeres embarazadas y las personas con problemas de salud crónicos como diabetes también deberían ser consideradas más vulnerables a los efectos severos de la nueva cepa de influenza.

El mes pasado, Chan también señaló que el H1N1 era estable y que no había indicios de que se haya combinado con otras cepas de la gripe, como la letal H5N1 de la influenza aviaria.

Los signos de mutaciones en el virus H1N1 también son críticamente importantes para los fabricantes de vacunas, que están tratando de desarrollar fórmulas para atacar a la cepa actualmente en expansión en el mundo, inicialmente denominada gripe porcina.

Los principales laboratorios detrás de la vacuna son Sanofi-Aventis, Novartis, Baxter, GlaxoSmithKline y Solvay.