16 de octubre de 2006

ONU.- El candidato opositor dice que la votación en un "castigo vergonzoso" para la política "Castro-cubana" de Chávez

CARACAS, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El candidato presidencial opositor venezolano, Manuel Rosales, afirmó hoy que la votación que está teniendo lugar en Naciones Unidas en la que Guatemala aventaja a Venezuela para ocupar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad, se debe a la mala política exterior del actual Gobierno de Hugo Chávez.

"Esta primera votación refleja algo malo para Venezuela. Es un resultado que lamentamos profundamente, pero que en el contexto político no se puede interpretar como una derrota para el país, sino que es un castigo vergonzoso para la política Castro-cubana que ha venido desarrollando Hugo Chávez y el grupo que gobierna", indicó.

Asimismo, consideró que se trata de un "latigazo democrático" para quienes no entienden, en referencia a Chávez, que el mundo avanza hacia la libertad y que modelos como el de la Cuba de Fidel Castro "vulneran la libertad de las personas y agreden la inteligencia de los seres humanos".

En este sentido, Rosales aseguró que le hubiese gustado que Venezuela ocupase un puesto en el Consejo de Seguridad porque de ganar él las elecciones presidenciales del 3 de diciembre estaría complacido en nombrar un representante para aquel puesto, según declaraciones a la prensa local recogidas por Europa Press.

"Estaba ligando, como decimos los venezolanos, que eso ocurriese así porque el próximo año podríamos pues designar el representante a ocupar esa silla, pero los errores de este Gobierno, porque no se le pueden atribuir a Venezuela, sino a la mala política con ese régimen cubano castrista que es reflejo de atraso", insistió.

Por último, deploró las intenciones de la administración Chávez de involucrarse con naciones que tienen problemas de terrorismo internacional, que tienen problemas con la libertad y la democracia, "involucrándose en la política interna de otros países, en todo lo que la humanidad repudia".

"Esto no es más que es un duro golpe para Venezuela porque cada vez que peleamos con otros países como Estados Unidos, Chile o Colombia, eso merma nuestra capacidad económica de generar empleo, esas son las torpezas de este régimen que se involucra en todo", sentenció.