1 de abril de 2006

ONU.- La Cumbre de Biodiversidad obtiene metas concretas de conservación y primeros pasos al acceso a recursos genéticos

España se muestra "razonablemente satisfecha" con los avances y financiará dos reuniones para alcanzar las metas de 2010

CURITIBA (BRASIL), 1 Abr. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, María García) -

La octava Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica (COP 8) de la ONU concluyó hoy con un acuerdo en metas concretas para proteger la biodiversidad del Planeta, por ecosistemas concretos, como conservar eficazmente al menos el 10 por ciento de cada una de las regiones ecológicas del mundo, que ninguna especie de flora o fauna silvestre esté en peligro por razón de comercio internacional o que haya un control de trayectos para posibles especies invasoras. Asimismo, se aprobó proteger 275 millones de hectáreas de humedales de particular importancia para la diversidad biológica.

Otro de los acuerdos alcanzados es que "antes de 2010" el proceso de adopción de un régimen internacional de acceso a recursos genéticos y reparto de beneficios económicos y no económicos habrá "concluido". Para que este paso de adopte en cuatro años, se celebrarán reuniones de expertos para concretar cómo será el certificado que asegure el origen y destino del recurso genético, y de ahí establecer los beneficios que se deriven de su explotación.

Una de la reuniones de expertos sobre este certificado, financiada por España, tendrá lugar en Lima (Perú) en el segundo semestre de este año, según anunció el director general de Biodiversidad, José Luis Herranz, en su intervención en el plenario. Además, España también impulsará una reunión sobre indicadores relevantes para las comunidades indígenas.

Además, en el plenario de la COP 8 se adoptaron los mecanismos para evaluar cómo se van cumpliendo los objetivos de 2010, y determinar unos indicadores para conocer si realmente se frena la pérdida de biodiversidad. Y se adoptó el programa de diversidad biológica en islas que advierte de la importancia del control de especies invasoras.

Por otra parte, España fue designada en el plenario de esta noche miembro de la Mesa del Secretariado del Convenio sobre Diversidad Biológica, para desarrollar los acuerdos que se adopten en esta COP 8. Se aprobó también que la COP 9 se celebre en Alemania en 2008, así como la declaración de 2010 como Año Internacional de la Biodiversidad, y se una por tanto a la adopción en dicha fecha del régimen internacional de acceso a recursos genéticos y reparto de beneficios.

Otro de los 30 acuerdos alcanzados en la cumbre es que los árboles modificados genéticamente sean estudiados en el Cuerpo Subsidiario en el Consejo Científico, Técnico y Tecnológico (SBSTTA) del Convenio, y por lo tanto entren a debate y análisis. Sobre áreas marinas protegidas se adoptó que se elaboren unos criterios científicos, técnicos y ecológicos para determinar las áreas marinas no jurisdiccionales a proteger y que en la próxima COP 9 se lleven a discusión.

RAZONABLEMENTE SATISFECHO

El director general de Biodiversidad del Ministerio español de Medio Ambiente se mostró "razonablemente satisfecho" con los resultados de la cumbre, y destacó que temas como el acceso a recursos genéticos y reparto de beneficios tiene ya un programa de trabajo y un calendario de reuniones para su puesta en marcha, y que es la primera vez que se aborda.

Herranz destacó en declaraciones al término de la votación que además se conocerá con los indicadores adoptados cuál es el estado de la biodiversidad respecto a los objetivos de 2010. "Ha sido un proceso duro, con negociaciones complicadas, pero los resultados son razonablemente importantes, dado que todas las decisiones se adoptan por consenso y era la primera vez que se debatían algunos temas como el acceso a recursos genéticos y reparto de beneficios", indicó.

OBJETIVOS DEL MILENIO

Por su parte, la ministra brasileña de Medio Ambiente, Marina Silva, afirmó en su informe al plenario que la meta de 2010 de frenar la pérdida de biodiversidad y los Objetivos de Desarrollo del Milenio "deberían apoyarse mutuamente", por lo que el Secretariado General de Naciones Unidas explorará la posibilidad de unirlos y asegurar la sostenibilidad ambiental para 2015. En esta línea, se mencionó la necesidad de armonizar los objetivos del Convenio de Diversidad Biológica con los de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Además, Silva señaló en su informe como presidenta de la COP 8 que "la pérdida de diversidad biológica se está produciendo a un ritmo hasta 1.000 veces más rápido que el histórico y que las dos terceras partes de los servicios ecológicos proporcionados por la diversidad biológica y por los ecosistemas se están degradando".

La titular de Medio Ambiente destacó la relación entre conservación de la diversidad biológica y erradicación de la pobreza y afirmó que hay que "cambiar los hábitos de consumo y la filosofía del desarrollo". La ministra brasileña aseveró que las comunidades locales y las poblaciones indígenas son los que más dependen directamente de los servicios de la diversidad biológica, y por tanto los más afectados por su pérdida. No obstante, "son quienes tienen menos oportunidades de influir en las decisiones que repercuten en su calidad de vida", comentó como paradoja.