10 de abril de 2019

La ONU defiende que en Venezuela "hay un problema humanitario muy real"

La ONU defiende que en Venezuela "hay un problema humanitario muy real"
REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS

NUEVA YORK, 10 Abr. (Reuters/EP) -

El coordinador para Asuntos Humanitarios y Respuesta de Emergencia de Naciones Unidas, Mark Lowcock, ha defendido este miércoles en su comparecencia ante el Consejo de Seguridad que en Venezuela "hay un problema humanitario muy real", algo que el Gobierno de Nicolás Maduro ha negado reiteradamente.

"El nivel de necesidad es significativo y creciente", ha dicho Lowcock, que ha intervenido ante el órgano de gobierno de la ONU para exponer las conclusiones del reciente informe de la organización internacional sobre la situación en Venezuela.

Los investigadores de la ONU determinaron que una cuarta parte de la población venezolana necesita asistencia humanitaria debido a la falta de comida y servicios básicos, a los que se suman los más de tres millones que han huido de la crisis política y económica hacia los países vecinos.

Sobre estos últimos, el emisario conjunto del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para la crisis venezolana, Eduardo Stein, ha advertido de que, si la tendencia continúa, la cifra llegará a más de cinco millones hacia final de año.

Lowcock ha asegurado que la ONU está dispuesta a "expandir la provisión de asistencia humanitaria" en la nación caribeña. "Podemos hacer más para aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano si tenemos más ayuda y apoyo de todos los actores", ha indicado.

Según los números proporcionados por el jefe de ayuda humanitaria, el personal de Naciones Unidas en Venezuela prácticamente se ha duplicado desde 2017 hasta los 400. Las agencias de la ONU, ha subrayado, están presentes en los 24 estados venezolanos.

Lowcock ha hecho hincapié en la necesidad de "separar los objetivos políticos de los humanitarios" para que la ayuda llegue "a todos los que la necesitan". "Pedimos el apoyo del Consejo de Seguridad para garantizar la naturaleza neutral e imparcial de la acción humanitaria", ha reclamado.

La crisis venezolana se agudizó el 10 de enero a raíz de la decisión de Maduro de iniciar un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional por considerar que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

El 23 de enero, el líder opositor Juan Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela obteniendo el reconocimiento de buena parte de la comunidad internacional, incluidos Estados Unidos, la mayoría de países latinoamericanos y numerosos europeos, para que gestione una transición pacífica que culmine con nuevas elecciones.

Guaidó intentó un mes después, el 23 de febrero, que la ayuda humanitaria enviada por gobiernos extranjeros entrara en Venezuela a través de la frontera colombiana, pero las fuerzas de seguridad del Gobierno de Maduro lo impidieron dando lugar a enfrentamientos.

Para leer más