16 de diciembre de 2015

Un diplomático dominicano ante la ONU pide que se rechacen los cargos contra él debido a su inmunidad

Un diplomático dominicano ante la ONU pide que se rechacen los cargos contra él debido a su inmunidad
MIKE SEGAR / REUTERS

NUEVA YORK, 16 Dic. (Reuters/EP) -

   Un diplomático de República Dominicana ante Naciones Unidas suspendido por su presunta relación en un caso de sobornos ha reclamado a un juez estadounidense que rechace la acusación, argumentando que cuenta con inmunidad diplomática.

   Un abogado de Francis Lorenzo, de 48 años de edad, presentó la alegación a última hora del lunes ante el juez de distrito Vernon Broderick, quien investiga su papel en un caso de sobornos y blanqueo de dinero.

   Lorenzo es una de las seis personas que hace frente a cargos en el caso, en el que estaría también implicado el expresidente de la Asamblea General de Naciones Unidas John Ashe.

   Las autoridades estadounidenses investigan los pagos que una empresa de Macao dedicada al negocio inmobiliario habría realizado a varios cargos de la ONU, entre ellos Ashe, para conseguir que la organización internacional financiara la construcción de un centro de conferencias.

   Ashe, embajador de Antigua y Barbuda en Naciones Unidas que ejerció como presidente de la Asamblea General en 2013 --cargo ceremonial de un año que suele pagar el país de origen--, está acusado de recibir más de 1,3 millones de dólares en sobornos de empresarios chinos, entre quienes destaca el multimillonario promotor Ng Lap Seng.

   Por un lado, el diplomático caribeño habría recibido hasta 500.000 dólares para que convenciera al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, de la necesidad de construir un nuevo centro de conferencias en Macao.

   Ashe habría recibido el dinero a través de varios intermediarios, entre quienes destacan Lorenzo, 'número dos' de la delegación diplomática de República Dominicana, y unos de los trabajadores de Ng, Jeff Yin.

   Por otro, Ashe habría recibido más de 800.000 dólares en sobornos de otros empresarios chinos para que favoreciera sus intereses tanto en la organización internacional como en Antigua y Barbuda. En este caso, el primer ministro de la nación caribeña también habría cobrado.

   Aquí el dinero habría llegado a través de una ONG que las autoridades estadounidenses no han revelado pero que, de acuerdo con la prensa local, sería Global Sustainability Foundation. Las personas implicadas serían si director ejecutivo en Nueva York, Shiwei Yan, y su director financiero, Heidi Hong Piao.

   La investigación revela, no obstante, que Ashe depositó más de tres millones de dólares de gobiernos extranjeros en cuentas de dos bancos estadounidenses entre 2012 y 2014 y transfirió algo de dinero a su mujer, mientras que gastó otra parte en bienes de lujo.