27 de septiembre de 2007

ONU.- Evo Morales arremete contra el "intervencionismo" de Estados Unidos

NUEVA YORK, 27 Sep. (EP/AP) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, arremetió contra Estados Unidos durante su alocución en la Asamblea General de Naciones Unidas, que se celebra estos días en Nueva York.

Morales, que el año pasado mostró una hoja de coca en el mismo escenario, realizó una ardua defensa de su colega cubano, Fidel Castro, y acusó al estadounidense de enviar tropas al exterior para sesgar vidas. Mientras que Castro "envía tropas para salvar vidas", el presidente de Estados Unidos lo hace para "acabar con vidas", denunció Morales en su discurso.

Asimismo, el dirigente boliviano criticó la imposición de políticas intervencionistas por la vía de las armas y la economía, aunque en este caso evitó identificar a los países que él considera responsables de estas acciones.

A juicio de Morales, cuando se unen movimientos para protestar por políticas de los grandes países, se reacciona con la "intervención", con "bases militares y acusaciones de terrorismo, como si los pueblos no tuvieran derecho a reclamar por sus necesidades, por sus derechos". Además, aprovechó su discurso para expresar su indignación por el trato recibido por la delegación de su país a su llegada a Estados Unidos y para solicitar un cambio de sede de Naciones Unidas, actualmente en Nueva York.

En este sentido, Morales lamentó que la delegación boliviana "tiene muchos problemas para llegar" a Estados Unidos, debido a "problemas con los visados". "Nuestros parlamentarios no pueden conseguir visado parlamentarios", relató, y añadió que sus ministros son "sometidos a un control horas y horas" al llegar al país norteamericano. El presidente de Bolivia declaró que se debe pensar "seriamente" en un cambio de sede de Naciones Unidas, ya que, "personalmente", aseguró no estar dispuesto a "ser sometido a ciertas investigaciones".

En su discurso de más de 20 minutos, Morales defendió la resolución de conflictos por la vía diplomática, poniendo como ejemplo el diálogo que sostiene con Chile por la petición boliviana de tener acceso al mar. También mostró su oposición a los biocombustibles y pidió acabar con el capitalismo.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aplaudió desde Caracas el discurso pronunciado por Morales y aseguró haber disfrutado con el mismo, "fustigando al capitalismo, allá en su propio corazón". Chávez también explicó su ausencia en la 62 Asamblea General de la ONU señalando que tras "ocho años yendo, en verdad no quise ir".