25 de septiembre de 2007

ONU.- Ortega acusa a EEUU de imponer un orden mundial basado en la represión de los pueblos y en las multinacionales

NUEVA YORK, 25 Sep. (EP/AP) -

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, acusó hoy a Estados Unidos, ante la Asamblea General de la ONU, de tratar de imponer un orden mundial basado en la represión de los pueblos pobres y la avaricia de las empresas multinacionales.

Estados Unidos "se presenta como la democracia más ejemplar del mundo cuando realmente es la tiranía y la dictadura más gigantesca y más impresionante que ha existido a lo largo de la historia de la humanidad", declaró Ortega en su discurso ante la 62 Asamblea General de las Naciones Unidas.

El Gobierno de Washington respondió sólo a "sus intereses económicos y petroleros" y "pensó que iba a ser una tarea fácil ocupar Irak y Afganistán", expresó. Pero "se ha encontrado con la resistencia de esos pueblos. Fue una invasión lanzada con un campaña de mentiras".

El mandatario nicaragüense sostuvo que el presidente norteamericano, George W. Bush, había incurrido en una "total falta de respeto" al describir al presidente cubano Fidel Castro como un dictador en su discurso, cuando Bush "representa un sistema que ha mandado a asesinar" a Castro. Minutos antes la delegación cubana había abandonado la sala en protesta cuando Bush hizo esas afirmaciones.

Ortega criticó duramente el actual orden económico mundial, afirmando que sólo sirve para financiar a las grandes multinacionales a expensas de los pueblos pobres.

"El mundo capitalista le impone su orden a esta Asamblea General (...) una minoría capitalista, imperialista que hoy se impone (...) para explotar, para reprimir, para empobrecer, para seguir esclavizando, para seguir aplicando el apartheid", dijo.

Las políticas de libre comercio, señaló, empobrecen a los pueblos y equivalen a poco más que "la ley de la selva (...) a ver quién es el más fuerte y se ha de imponer lógicamente, el más fuerte. Lo que necesitamos en el mundo es el comercio justo, lo que el mundo demanda es finalmente, un cambio en los países capitalistas globalizados, imperialistas".

Ortega se mostró solidario con los gobiernos de Irán y Corea del Norte en la disputa que estos países mantienen con la comunidad internacional sobre sus programas nucleares.

"¿Con qué autoridad vienen a cuestionar el derecho de Irán (...), el derecho de Corea del Norte (...) de utilizar el desarrollo atómico con fines pacíficos, y aunque quisieran utilizarlos con fines militares?", preguntó le mandatario, "¿con qué autoridad, con qué derecho, cuestionan, los que han sido el único Estado que en la historia de la humanidad que ha lanzado bombas atómicas sobre pueblos indefensos como en Hiroshima y Nagasaki?"

Añadió que Estados Unidos debe "demostrar realmente que está convencido de que es necesario acabar con la amenaza del uso de energía atómica con fines militares" y "dar el paso hacia una política de desarme nuclear a la cual se sumen todos los que poseen armamentos nuclear".

"Entonces sí habrá autoridad moral para decir que ningún pueblo del mundo debe invertir recursos en el desarrollo atómico con fines militares", concluyó.