2 de septiembre de 2015

La ONU, ¿la única instancia a la que Colombia puede acudir?

BOGOTÁ, 2 Sep. (Colprensa/Notimérica) -

Colombia está teniendo dificultades para poner fin a la crisis en la frontera con Venezuela. El Gobierno critica que el presidente, Nicolás Maduro, se niega a negociar, mientras que la Organización de Estados Americanos (OEA) se ha negado a convocar una reunión y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) ha aplazado un encuentro para buscar una solución.

La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, calificó de "atropello" el fallo de la OEA, aunque no percibió la decisión como una derrota diplomática, y advirtió que ha sido el organismo el que ha perdido por la necesidad de debatir en este foro sobre la condición de los Derechos Humanos de los migrantes, no solo en Colombia, sino en todo el continente.

La decisión se tomó por 17 votos a favor de la petición de Colombia, con 5 en contra, y 11 abstenciones. Teniendo en cuenta que Colombia necesitaba 18 votos para lograr una asamblea, se destacaron las abstenciones de países como Panamá.

Por otro lado, la cita de la UNASUR había sido anunciada por Bogotá para este jueves en Quito, sede del organismo, pero fue aplazada porque la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, se encuentra de gira en Asia con el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Por su parte, el mandatario venezolano aseveró el martes desde Pekín que estaba "ansioso" para acudir al encuentro en la UNASUR y tratar la situación de Colombia.

Varios analistas aseguraron que la posición de Colombia no es favorable en UNASUR y que el aplazamiento de la reunión en este organismo era previsible.

OFENSIVA DIPLOMÁTICA.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció este martes que ante la decepción por organismos multilaterales como la OEA, el Gobierno acudirá a Naciones Unidas y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y rechazará acudir a la reunión extraordinaria de la UNASUR, después de que decidieran su retraso.

Asimismo, el mandatario reveló que la Fiscalía colombiana está analizando la posibilidad de acudir a la Corte Penal Internacional para denunciar abusos y violaciones de Derechos Humanos contra los colombianos que fueron expulsados del territorio, han informado los medios colombianos.

Santos detalló además que la canciller acudirá personalmente al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y a la Organización Internacional de Migraciones (OIM). "Y lo haremos ante la opinión y los medios del mundo, que no pueden desconocer esta tragedia humana", aseguró el presidente.

LA CRISIS.

Los problemas en la frontera comenzaron el pasado 19 de agosto, cuando cerca de la media noche Maduro ordenó cerrar la frontera durante 72 horas y luego decretó el estado de excepción en la zona limítrofe con Colombia, en el estado Táchira.

La medida se aplicó tras un ataque a militares venezolanos durante una operación anticontrabando, que en su momento Maduro atribuyó a "paramilitares colombianos".

Este lunes, desde Vietnam, Maduro aseguró que existe un plan para asesinarlo en el que participan sectores de la oligarquía venezolana. Además reiteró que existe un éxodo hacia Venezuela, junto con un ataque a la economía venezolana. El presidente aseguró que presentará las pruebas en los próximos días.

Tras el cierre de la frontera, han sido deportados más de 1.000 colombianos, lo que ha generado una crisis humanitaria por la manera en la que se ha llevado a cabo la expulsión de las familias. Los afectados han denunciado desplazamiento forzado y abusos sexuales en algunos casos, entre otras violaciones de derechos.

Para leer más