La oposición celebra las nuevas sanciones de la UE

La oposición celebra las nuevas sanciones de la UE
25 de junio de 2018 REUTERS / CARLOS GARCIA RAWLINS - ARCHIVO

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La oposición al Gobierno de Nicolás Maduro ha celebrado la decisión adoptada este lunes por la Unión Europea de sancionar a otros once funcionarios --los "destructores" de Venezuela-- en respuesta a las elecciones presidenciales del 20 de mayo, que rechazan tanto la disidencia interna como gran parte de la comunidad internacional.

El coordinador nacional del partido opositor Voluntad Popular, Carlos Vecchio, que se encuentra en el exilio desde hace cuatro años, ha subrayado que "las sanciones europeas son una respuesta a la fraudulenta elección del 20 de mayo, a Maduro y a sus abusos" para mantener la "presión internacional".

"Hoy vemos cómo se unen la Organización de Estados Americanos, Naciones Unidas, la Unión Europea y países como Estados Unidos o Canadá para condenar la dictadura y la grave crisis de nuestro país", ha dicho en un comunicado, instando a estos actores a aumentar las medidas punitivas para "lograr la salida del dictador".

Además, Vecchio ha querido aclarar que "estas sanciones no son contra Venezuela, sino contra sus destructores: contra los funcionarios que están vinculados a actos de corrupción y violaciones de los Derechos Humanos". "Los únicos responsables (...) son Maduro y su obsesión de mantenerse en el poder a cualquier costo", ha recalcado.

Por su parte, Juan Pablo Guanipa, del partido opositor Primero Justicia, ha destacado que entre los once sancionados se encuentra la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, "quien además de negar cínicamente la emergencia humanitaria se prestó para dirigir un órgano ilegítimo como la Asamblea Constituyente" para "servir a Maduro".

Los ministros de Exteriores de la UE han aprobado este lunes un nueva tanda de sanciones contra once altos cargos que incluyen a Rodríguez, el ministro de Educación, Elías Jaua, la vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral, Sandra Oblitas, el vicepresidente de Economía y ministro de Industria, Tareck El Aissami, y varios cargos militares.

Las medidas punitivas son un reproche al proceso electoral del 20 de mayo porque no cumplió "los estándares mínimos internacionales" e implican la prohibición de viajar a territorio comunitario y la inmovilización de los bienes que posean bajo jurisdicción de la UE.

Con esta decisión, se eleva a 18 el número de altos cargos venezolanos sancionados por la UE. En enero de este año, el Consejo incluyó por primera vez en la lista a siete funcionarios implicados en la vulneración de la democracia o los Derechos Humanos en la nación caribeña.

El Ministerio de Exteriores ha emitido un comunicado en el que denuncia una "franca intromisión" de la UE en los asuntos internos de Venezuela, al tiempo que expresa su "sorpresa" por "la flagrante subordinación de la Unión Europea a la Administración Trump, emulando sus acciones de agresión".