18 de abril de 2019

La oposición denuncia decenas de detenciones durante el aniversario de las protestas contra Ortega en Nicaragua

La oposición denuncia decenas de detenciones durante el aniversario de las protestas contra Ortega en Nicaragua
REUTERS / OSWALDO RIVAS

MANAGUA, 18 Abr. (Reuters/EP) -

La oposición nicaragüense ha denunciado este miércoles la detención de al menos 67 personas en el marco de la marcha convocada con motivo del primer aniversario del inicio de las movilizaciones contra el Gobierno del presidente, Daniel Ortega.

La marcha 'Todos somos abril' ha sido promovida por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), que ha indicado que algunos de los arrestados han sido puestos en libertad poco después. Entre los detenidos se encuentra el periodista Abixael Mogollón, del portal de noticias Artículo 66.

"Estaba transmitiendo en vivo y ellos me reclamaron que dejara de transmitir y me subieron a una patrulla y comenzaron a golpearme en el pecho y en las piernas", ha manifestado Mogollón en una conversación telefónica. Así, ha expresado que fue testigo de cómo policías golpearon a cuatro mujeres antes de liberarlas junto con él.

La protesta pretende exigir la liberación de los presos políticos. Además de en Managua, se han organizado marchas en al menos treinta ciudades del mundo en donde viven nicaragüenses, entre ellas Berlín, La Haya, Londres, Bilbao, Miami, San Francisco u Ottawa, entre otras.

"La marcha se multiplicó en plantones y piquetes exprés, no nos callarán", ha afirmado la UNAB en su página de Facebook. El Gobierno de Nicaragua excarceló el martes a 636 personas, entre ellas 36 que figuran en la lista de la oposición de presos políticos.

La opositora Alianza Cívica ha dicho que la Administración de Ortega sigue sin implementar acuerdos firmados en una mesa de negociación, entre ellos la liberación de más personas detenidas durante las protestas que comenzaron el pasado 18 de abril del 2018.

La crisis política en Nicaragua, la peor a la que se ha enfrentado Ortega en sus quince años de gobierno, estalló por una polémica reforma de la seguridad social. Las protestas crecieron rápidamente hasta exigir la "democratización" de la nación centroamericana.

Más de 300 personas murieron y miles fueron detenidas por la represión de la Policía y grupos de civiles armados afines al Gobierno, según ha documentado el sistema interamericano, que ha recomendado juzgar a Ortega por crímenes de lesa humanidad.

El líder sandinista ofreció entonces un diálogo nacional que fracasó por su negativa a convocar elecciones anticipadas. El pasado mes de febrero, las partes acordaron retomar las conversaciones y celebraron las primeras reuniones, aunque sufrieron un breve 'impasse' por la represión de las manifestaciones de marzo.

Para leer más