13 de noviembre de 2015

La oposición exige que se investigue el caso de los sobrinos de Maduro

CARACAS, 13 Nov. (Notimérica) -

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha exigido a la Asamblea Nacional de Venezuela que inicie una investigación sobre la detención por cargos de narcotráfico de dos sobrinos de Cilia Flores, esposa del mandatario venezolano Nicolás Maduro.

El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chúo Torrealba, instó a crear una comisión que se encargue de investigar el caso de Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campos, familiares de Celia Flores arrestados en Puerto Príncipe, Haití, por presuntamente transportar sustancias ilícitas.

Precisó que es necesario que se responda sobre el uso de pasaportes diplomáticos así como a quién le pertenece la aeronave en la que viajaban. "No hay necesidad de esperar al 5 de enero para que se investigue", apostilló.

"Hay un caso que escandaliza a toda la nación, que la conmueve, y debe haber una respuesta. Nosotros no vamos a incurrir en una postura irresponsable pero sí queremos que haya una investigación inmediato", aseveró el dirigente opositor.

Igualmente, indicó que toda persona vinculada a esto debe hacerse a un lado, aunque sea temporalmente, para permitir una investigación seria.

CENSURA.

Además Torrealba criticó que este caso ha puesto en evidencia "lo monstruoso" de la censura en Venezuela.

Y es que, aunque el arresto de dos familiares del presidente de Venezuela, por acusaciones de tráfico de cocaína han sido una vergüenza internacional para el mandatario y su Gobierno socialista, en el país muchos venezolanos no han oído hablar acerca de las detenciones en Haití o de las acusaciones posteriores en Estados Unidos, ya que los periódicos locales han ignorado en gran medida la historia y en medio de la preocupación de los ciudadanos por conseguir alimentos y medicinas.

"¡No sabía!" dijo Grecia Mayor, estudiante de biología de 21 años de edad, con los ojos muy abiertos mientras se paraba frente a un supermercado de Caracas.

"Realmente no me sorprende", dijo, recuperándose rápidamente. "Ya se ha venido rumorando que la gente del Gobierno andaba metida con lo del narcotráfico. Están haciendo muchas cosas mal", agregóm según informa Reuters.

En medio de una de las peores crisis económicas de la historia de la nación miembro de la OPEP, muchos venezolanos pasan horas en filas para obtener artículos escasos que van desde la carne de vacuno a los antibióticos.

Esa lucha diaria, junto con la inflación galopante y una de las tasas de homicidios más altas del mundo, consume gran parte del tiempo de muchos venezolanos.

En cualquier caso, la detención de dos sobrinos de la esposa de Maduro sólo ocupó la primera plana de un importante periódico local, El Nacional.

El Universal, otro diario local, publicó un artículo en su sitio de internet, pero no mencionó que los arrestados --Franqui Francisco Flores de Freitas, de 30 años, y Efraín Antonio Campo Flores, de 29 años-- forman parte del círculo familiar de Maduro.

Otros diarios importantes ocuparon sus portadas con noticias sobre un recorte oficial de los precios de los huevos, la campaña internacional de Maduro para elevar los precios del petróleo y el béisbol.

"¡Pero leo todos los periódicos!" dijo un hombre de 30 años de edad, en la Plaza Bolívar de Caracas, sorprendido de que no sabía de los arrestos.

El sitio de noticias satírico El Chigüire Bipolar publicó un artículo titulado "¿Noticia sobre narcotráfico? ¿Con quién? Jajaja no, nada, miren esta playa".

Los simpatizantes de la oposición, a menudo más rica y más activa en internet, estaban recogiendo información sobre el escándalo en Twitter o Facebook.

"¡En todos los periódicos acá no apareció ninguna noticia de eso y en todos los periódicos del mundo, estamos en la primera página!" se lamentó la actriz María Brito, de 29 años, quien se enteró del escándalo en los medios sociales.

En el otro lado del espectro político, sin embargo, los partidarios del Gobierno pusieron el grito en el cielo.

"Es una calumnia", dijo el funcionario público jubilado Arkuimedes Arias, de 69 años, después de enterarse de los arrestos. "Es lo que dice la derecha. No pueden alcanzar al poder por la vía electoral entonces inventan cosas así".