6 de diciembre de 2006

O.Próximo-EEUU anuncia medidas contra recaudación de fondos de Hezbolá en la frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay

WASHINGTON, 6 Dic. (EP/AP) -

El Gobierno estadounidense anunció hoy la puesta en marcha de medidas para impedir la recaudación de fondos de la guerrilla chií de Hezbolá en la zona fronteriza entre Argentina, Brasil y Paraguay, que se aplicará a nueve personas, un centro comercial en este último país y una empresa de artefactos electrónicos situada en dichas instalaciones.

Esta medida del Departamento del Tesoro prohíbe cualquier transacción financiera con las citadas entidades, y congela las cuentas bancarias y todo activo financiero de estas empresas en Estados Unidos.

Según el departamento, las citadas entidades facilitan apoyo logístico y financiero a Hezbolá, el grupo guerrillero libanés que es considerado por varios países como una organización terrorista y sobre el que recaen sospechas de participar en ataques terroristas a escala mundial.

Estados Unidos también responsabiliza a la guerrilla de provocar el cruento conflicto del pasado verano en Oriente Próximo que involucró a Líbano, Israel y al grupo armado, así como de incitar la inestabilidad política en Líbano más recientemente.

En particular, el Departamento del Tesoro afirma que las personas sancionadas proporcionaron asistencia financiera y de otro tipo a Assad Ahmad Barakat, quien hace varios años fue incluido por el Gobierno estadounidense en su lista de cuentas congeladas por apoyar a Hezbolá.

"La red de Assad Ahmad Barakat en la zona de la triple frontera es una arteria financiera importante para Hezbolá en Líbano", aseguró Adam Szubin, director de la Oficina para el Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro.

ACUSACIONES DE ESTADOS UNIDOS

Para Estados Unidos, Muhammad Yusif Abdallah es un líder prominente del grupo terrorista en la triple frontera y un apoyo financiero importante de esta guerrilla libanesa. Afirma que Abdallah es propietario y gerente del centro comercial Galería Page, que se encuentra en Paraguay y forma parte de las entidades señaladas hoy.

De acuerdo con el departamento, Abdallah paga un porcentaje de sus ingresos a Hezbolá con base en las entradas que recibe del centro comercial. También asegura que Abdallah ha estado involucrado en importación de artículos electrónicos de contrabando, falsificación de pasaportes, fraude con tarjetas de crédito y el tráfico de dólares falsos.

Hamzi Ahmad Barakat es señalado por el Gobierno de Estados Unidos como miembro de Hezbolá en la triple frontera y como fuente de financiación para el grupo terrorista mediante su tienda de artículos electrónicos Casa Hamze. También es sospechoso de traficar con drogas, dólares estadounidenses falsos, armas y explosivos.

Hatim Ahmad Barakat fue implicado con el argumento de que ha viajado a Chile con el objetivo de recaudar dinero para Hezbolá y señalado como hermano de Assad Ahmad Barakat.

El Gobierno estadounidense involucró también a Muhammad Fayez Barakat como responsable de las finanzas de la red de Barakat, Muhammad Tarabain Chamas y Saleh Mahmoud Fayad por actividades de contrainteligencia, Sobhi Mahmoud Fayad como enlace entre la embajada de Irán y la comunidad de Hezbolá en la triple frontera.

Asimismo, fueron señalados Ali Muhammad Kazan por ayudar a recaudar más de 500.000 dólares (376.450 euros) para el grupo terrorista entre empresarios libaneses en la zona de la triple frontera, y Farouk Omairi como miembro de la comunidad de Hezbolá en la zona.

La región de la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay es considerada como un refugio de traficantes de armas, contrabandistas y falsificadores, y es lugar de destino de millares de libaneses. En una ocasión fue descrita por el Departamento de Estado como un "punto focal para el extremismo islámico en Latinoamérica".