25 de noviembre de 2019

O.Próximo.- Israel expulsa del país al director de HRW en el país por su supuesto apoyo a campañas de boicot

Shakir seguirá como director de la ONG para Israel y trabajará desde un país de la región

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Israel han expulsado del país este lunes al director de Human Rights Watch (HRW) en el país, Omar Shakir, cerca de tres semanas después de que el Tribunal Supremo ratificara la orden de deportación en su contra.

El fallo del Supremo confirmó la decisión adoptada por un tribunal de distrito de Jerusalén, que en abril dio luz verde a la expulsión del activista por su apoyo a las campañas de boicot a Israel, algo que ha sido negado por Shakir y la propia ONG.

En una rueda de prensa antes de su deportación, Shakir ha recalcado que, pese a su expulsión, "el Gobierno de Israel ha fracasado a la hora de silenciar a HRW y al movimiento de los Derechos Humanos en general".

"A lo que hago frente es poco, comparado con lo que muchos otros han pasado", ha dicho, antes de recordar que "cada día" se niega la entrada al país "incontables activistas" por "su pasado o sus ideas políticas".

Shakir ha destacado además que "los que peor lo pasan son los activistas palestinos" y ha denunciado el "acoso por parte de las autoridades", en medio de un clima de creciente represión contra las organizaciones de Derechos Humanos.

En este sentido, ha manifestado que la "fea ocupación, sin un fin a la vista, está caracterizada por la discriminación institucionalizada y la represión sistemática de los derechos, en particular de los palestinos".

"Si el Gobierno de Israel puede deportar a alguien que documenta los abusos de los Derechos Humanos sin que haya consecuencias, ¿cómo podemos detener los abusos de los Derechos Humanos?", se ha preguntado.

"Mientras no haya consecuencias a sus abusos regulares, mientras se mantenga la impunidad, veremos a más activistas bajo presión y un aumento de los abusos", ha agregado.

Así, ha apuntado que "hoy es HRW, mañana serán los defensores de Derechos Humanos israelíes y palestinos". "Hoy es la negativa de entrada y la deportación, mañana serán cargos criminales", ha añadido.

"Hoy es apoyo al boicot, mañana será pedir al TPI que abra una investigación o, Dios no lo quiera, decir que Cisjordania está ocupada o que los asentamientos son ilegales, lo que son", ha remachado. "Volveré", ha asegurado, tras subirse a un vehículo de camino al aeropuerto.

En un último mensaje publicado en Twitter junto a una fotografía suya ya dentro del avión, ha destacado que "ya es oficial". "Israel me ha expulsado por su trabajo en HRW, sumándose a Siria, Egipto y Bahréin en prohibirme la entrada", ha dicho.

"No permaneceremos en silencio. De camino a informar a seis gobiernos europeos en ocho días y hablar ante el Parlamento Europeo sobre la sistemática represión de Israel contra los palestinos", ha recalcado.

"REINICIAR LA POSTURA" HACIA ISRAEL

Por su parte, el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth, ha denunciado que "Israel se suma hoy a países como Venezuela, Irán y Egipto al bloquear a investigadores de HRW, pero, igual que ellos, no tendrá éxito a la hora de ocultar sus abusos de los Derechos Humanos".

"Esta decisión demuestra por qué la comunidad internacional debe reiniciar su postura ante el deterioro del historial de los Derechos Humanos en Israel", ha argüido.

"Es poco probable que un Gobierno que expulsa a un destacado investigador de los Derechos Humanos vaya a detener su opresión sistemática de los palestinos bajo ocupación sin una mucho mayor presión internacional", ha puntualizado.

HRW ha recordado que ni el organismo ni Shakir han abogado por un boicot a Israel y ha agregado que ha pedido que las empresas dejen de operar en los asentamientos como parte de su deber internacional de evitar la complicidad con los abusos de los Derechos Humanos.

"Hoy, Israel deporta a Shakir porque HRW pide a las empresas que eviten los asentamientos ilegales. ¿Quién es el siguiente? ¿Alguien que pida al TPI que investigue posibles crímenes en Israel y Palestina o llame correctamente 'ocupada' a Cisjordania en lugar de 'disputada?", ha cuestionado.

Asimismo, Roth ha recalcado que "Omar va a seguir dirigiendo el trabajo de HRW desde un país vecino, probablemente en un inicio Amán, en Jordania".

"La intolerancia de Israel hacia la defensa general de los Derechos Humanos que estaba haciendo Omar sólo ha dejado claro al mundo el régimen opresivo y discriminatorio que Israel ha construido para los palestinos bajo ocupación", ha zanjado.

PALESTINA CONDENA LA DECISIÓN

El Ministerio de Exteriores palestino se ha sumado a las condenas y ha indicado que "Israel intenta constantemente rodear su ocupación con cortinas de humo y altos muros para esconder sus violaciones y crímenes".

"Para lograr este objetivo, no duda en usar todos los medios y métodos, ya sea actuar contra los medios abriendo fuego directamente contra periodistas y amenazando sus vidas, o aterrorizando a trabajadores internacionales de los Derechos Humanos y organizaciones humanitarias", ha dicho.

Por último, ha pedido a las ONG regionales e internacionales que condenen la deportación de Shakir y ha señalado que el objetivo de la medida es "silenciar la voz de la verdad", según la agencia palestina de noticias WAFA.

En 2011, las autoridades de Israel aprobaron una ley que permite a la población presentar demandas contra aquellos que insten a boicotear Israel, lo que incluye los boicots a los asentamientos.